Ya sea en una boda, cumpleaños o simplemente en una reunión vespertina entre amigos, los pasteles son un elemento indispensable para acompañar esos ratos de esparcimiento y festejo.

De acuerdo con la Secretaría de Economía (SE), durante los últimos años el mercado de la repostería en México ha crecido en importancia, por ello, invertir en la apertura de una pastelería es una opción que promete muchas ganancias a futuro.

La ventaja de este giro es que puede iniciarse en casa con aparatos y utensilios con los que ya cuentas en tu cocina, pero si deseas abrir un local, necesitas comprar equipo especializado.

Si estás pensando en abrir una pastelería, el primer paso a seguir es elaborar un plan de negocio que contenga los siguientes aspectos:

Estudio de mercado: Te permitirá conocer a tus clientes potenciales, sus hábitos de consumo e incluso, evaluar a tu competencia.

Ubicación e instalaciones: Elige un espacio que cumpla con las necesidades propias del negocio (cocina amplia, espacio para exhibir los productos y atender a los clientes) y que se adecue a tu presupuesto.

Equipo: Puedes iniciar tu negocio de repostería con un horno convencional, un pequeño refrigerador y utensilios que ya tienes en casa, pero conforme tu negocio vaya creciendo deberás adquirir equipo especializado.

Materia prima: identifica a los proveedores que te surtirán las materias primas requeridas. Evita comprar en tiendas comerciales, ya que sus precios son más elevados. Una buena opción para adquirir productos frescos, de buena calidad y a bajo precio es la Central de Abastos.

Prestación del servicio: En este sector la creatividad, el sabor, la innovación y el servicio al cliente son los elementos clave para tener éxito. Una recomendación es identificar  o generar nuevas necesidades en el mercado para captar la atención de nuevos clientes, por ejemplo, añadiendo recetas de países específicos.

Personal: Recluta y capacita a tu personal. Aprovecha los cursos que imparten diversas instituciones sobre atención a clientes, relación de inventarios, mantenimiento del equipo.

Inventarios: Establece controles para evitar mermas y robo. Genera una imagen atractiva para tu negocio.

Marco legal: Realiza todos los trámites necesarios para abrir tu negocio.

Administración del negocio: Es recomendable que al principio seas tú mismo quien realice las labores administrativas y, en la medida que tu negocio vaya creciendo, puedes ir reclutando personal especializado.

Imagen y promoción: Busca siempre ideas innovadoras que ayuden a mejorar tu establecimiento y a permanecer vigente, tales como la creación de un logo que identifique a tu establecimiento, una presentación original de tus productos, etc.

En total,  la inversión inicial alcanza los 81 mil pesos, además debes contar con un presupuesto base suficiente para cubrir renta, nómina y gastos fijos (teléfono, electricidad, agua) por lo menos durante tres meses.

La SE ha firmado convenios con bancos e intermediarios financieros para que ofrezcan préstamos  accesibles para empresas como la tuya. Si deseas consultar información al respecto, consulta el siguiente portal: www.contactopyme.gob.mx

Karina Hernández Barrera

Si te gustó el artículo, por favor considera dejar un comentario o compártelo a alguien que le pueda interesar.