El negocio de las lavanderías ha cobrado gran auge en los últimos años. Si deseas iniciarte en esta empresa, a continuación te proporcionamos información general sobre lo que necesitas para echarla a andar.

Antes de invertir en cualquier cosa, es fundamental desarrollar un Plan de Negocios, que está conformado por los siguientes apartados:

1.- Estudio de Mercado.  Te permitirá conocer a tus clientes potenciales y la competencia. El estudio está conformado por los siguientes aspectos:

a) Análisis de la oferta: Identifica la cantidad de servicios que ofrecerás, a un precio determinado. Permite saber cuántos negocios como el tuyo existen en la zona y sus características.

b) Análisis de la demanda: Establece la cantidad de servicios que el mercado requiere para satisfacer una necesidad a un precio determinado.

c) Análisis de los precios: Se refiere a la cantidad que los consumidores están dispuestos a pagar por tus servicios. Los precios pueden basarse en un equilibro de lo que se cobra en otros establecimientos.

d) Comercialización y abastecimiento: Permite conocer las estrategias que aplica la competencia, comparar sus precios y calidad de materiales, con lo que tú vas a utilizar.

2.- Ubicación e instalaciones. Debes procurar que tu establecimiento se ubique en un lugar de fácil acceso y esté  cerca de avenidas principales o lugares con gran afluencia.

En el local deben instalarse las áreas de: recepción y entrega de prendas, lavado, secado, empaquetado, espera, control, bodega de materias primas y baño. El espacio promedio para montar una lavandería tradicional es de 30m2.

3. Equipo, materia prima e insumos. Lo básico es contar con:

- Detergente en líquido y en polvo.

- Cloro o blanqueador.

- Desengrasante.

- Ganchos para ropa de diferentes calibres.

- Canastos.

- Bolsas para empaquetar las prendas.

- Cinco Lavadoras semi-industriales de entre 5 y 7 kg.

- Secadoras de gas.

- Básculas de reloj especiales para lavandería de 10kg.

- Tanque de agua con capacidad mínima de 2 mil 500 litros.

- Cisterna.

- Calentador de agua automático de 5 litros por minuto mínimo.

El presupuesto promedio para instalar una lavandería oscila entre los 80 y 100 mil pesos, sin contar la renta del local.

4.- Proveedores. Para lograr que tu lavandería se distinga como una empresa de calidad y construyas una base sólida de clientes, debes asegurarte que tu proveedor tiene la capacidad necesaria para suministrar los productos en la fecha, calidad, cantidad y condiciones acordadas.

5. Prestación del servicio. En este punto, las recomendaciones son:

a) Mantén siempre limpio y ordenado tu negocio.

b) Establece un horario de servicio. Es recomendable abrir los domingos.

c) Considera una sala de espera confortable.

d) Respeta las normas de sanidad y seguridad.

e) Verifica la existencia de los materiales necesarios para tu operación.

f) Ofrece la variedad y la cantidad de servicios que tus clientes necesitan.

g) Arma paquetes que impliquen la reducción de precios.

6.- Personal. Al principio, una lavandería tradicional puede funcionar perfectamente bajo el mando y operación del propio dueño. Para realizar bien tu papel como administrador debes capacitarte acerca de la planeación, organización y control de todos los elementos que hacen posible la realización de las tareas diarias.

7. Imagen gráfica. Mediante una buena imagen corporativa tu negocio proyectará calidad y profesionalismo. Para empezar, busca un nombre original, fácil de recordar y, sobre todo, muy comercial. Diseña un logotipo, coloca anuncios exteriores para identificar la ubicación de tu local, desarrolla materiales promocionales, etc.

8. Innovación. Para mantener la preferencia de tus clientes y permanecer vigente en el mercado, debes buscar e implementar nuevas opciones de servicio y productos en tu negocio, por ejemplo, añadir servicios extra como: planchado, reparación y teñido de prendas, venta de artículos para limpieza de ropa, entre otros.

9.- Trámites. Para empezar tu negocio con el pie derecho y en el marco de la ley, realiza los trámites correspondientes para su operación. Es recomendable que te acerques a especialistas, como notarios públicos, abogados, etc.

Karina Hernández Barrera

Si te gustó el artículo, por favor considera dejar un comentario o compártelo a alguien que le pueda interesar.