Si eres un fanático de los coches y deseas convertirlos en tu modus vivendi, abre un autolavado, negocio que promete grandes oportunidades de éxito y desarrollo, con una baja inversión.

Antes de empezar a montar el negocio, debes considerar dos puntos importantes:

a) ¿Qué tipo de servicio pretendes ofrecer?  En México, el servicio de autolavado se ofrece bajo tres modalidades:

- TRADICIONAL Y PERSONALIZADO. Donde personal calificado se encarga de la limpieza, utilizando esponjas, shampoo y una hidrolavadora estacionaria.

- CON SISTEMAS AUTOMÁTICOS DE LAVADO. Donde se tiene un sistema de lavado mecánico, programado para la limpieza sin la intervención de personal extenso.

- MÓVIL. Con carros de lavado que no necesitan de conexión a redes eléctricas o tanques de agua estacionarios.

Si cuentas con un presupuesto reducido, tu mejor opción es montar un autolavado tradicional y personalizado, ya que la infraestructura, maquinaria, inversión y tamaño del local es menor en comparación con las demás.

b) Planeación. Todo proyecto valioso requiere de un estudio previo, por ello, si ya decidiste abrir una empresa, el Plan de Negocios es tu mejor herramienta para garantizar su viabilidad. Éste consiste en:

1. Estudio de Mercado. Te permite conocer a tus clientes potenciales (sus demandas y necesidades), así como a la competencia. Esto es importante para permanecer vigente en la intensa dinámica de mercado.  En el estudio es importante considerar cuatro factores:

- Análisis de la oferta. Identifica la cantidad y características de los negocios iguales al tuyo que hay  en la zona donde te establecerás, para conocer la localización más adecuada, tamaño, atención, tecnología, y productos ofrecidos.

- Análisis de la demanda. Considera las necesidades del mercado al que te diriges.

- Análisis de los precios. Busca hallar una media en los precios que ofrece la competencia para que así te mantengas en la dinámica del mercado.

- Abastecimiento y comercialización. Ayuda a conocer las estrategias de la competencia, para retomar las que te sirven y evitar los errores en que incurren.

2. Ubicación e Instalaciones. Busca la ubicación de tu empresa con base en la comunidad a la que deseas atender.

El tamaño óptimo de un autolavado tradicional es de 180 m2, con la posibilidad de ampliarlo según su desarrollo. En el establecimiento se deben ubicar las siguientes áreas:

- De entrada y salida.

- Recepción.

- Bodega de materias primas.

- Área administrativa.

- Baños y vestidores.

- Área de lavado, secado, aspirado y de encerado.

Toma en cuenta la instalación de una hidrolavadora y una pileta de agua (indispensable en tiempos de escasez).

3. Equipo y Materia Prima. Las herramientas, materiales y mobiliario básicos para un autolavado tradicional son:

- Shampoo

- Cera

- Armor all

- Franela

- Escobetas y cepillos

- Aspiradora

- Esponja

- Pulidora

- Hidrolavadora

- Cisterna o/y pileta de agua

En promedio y sin contar los costos de renta o compra del terreno donde te establecerás, la inversión de un negocio como estos es de entre 58 mil 200 pesos y 63 mil 600 pesos.

4. Proveedores. Planea las compras de materia prima para tener siempre bien abastecido tu autolavado.

Asegúrate de que tu proveedor tenga la capacidad para surtirte lo que necesitas en tiempo, variedad, cantidad y calidad acordados.

5. Prestación del Servicio. En este punto, las recomendaciones son:

- Mantén siempre limpio y ordenado tu negocio.

- Establece un horario de servicio.

- Considera una sala de espera confortable.

- Respeta las normas de sanidad y seguridad.

- Ofrece la variedad y la cantidad de servicios que tus clientes necesitan.

- Arma paquetes que impliquen la reducción de precios.

6. Personal. Asegúrate de contratar al siguiente personal:

- Encargado del autolavado: Es quien atiende a los clientes, por eso debe tener una excelente presentación, ser amable y poseer habilidades administrativas.

- Lavadores: Se encargan de lavar los vehículos. Deben estar bien uniformados.

- Contador: Lleva el registro de las entradas y salidas de capital, lleva a cabo las declaraciones fiscales y demás trámites, maneja la nómina, etc.

- Administrador: Generalmente estas funciones recaen en el dueño del negocio. Para hacerlo adecuadamente adquiere capacitación sobre la planeación, organización y control de todos los elementos que hacen posible la realización de las tareas diarias.

7. Imagen Corporativa. Mediante una buena imagen corporativa tu negocio proyectará calidad y profesionalismo. Para empezar, busca un nombre original, fácil de recordar y, sobre todo, muy comercial. Diseña un logotipo, coloca anuncios exteriores para identificar la ubicación de tu local, desarrolla materiales promocionales, etc.

8. Innovación. Busca siempre ideas innovadoras para mejorar tu autolavado y permanecer vigente en el mercado. Algunas sugerencias son:

- Proporciona un servicio integral de estética automotriz.

- Brinda tus servicios en un horario más extenso. Abre los domingos.

- Vende productos como armor all y cera.

- Ofrece servicio de grúa, instalación de audio y alarmas, lavado de motor, etc.

9. Alianzas. Establece alianzas comerciales con otros autolavados para fortalecer vínculos con tus proveedores y  obtener un menor costo en la prestación del servicio.

10. Marco Legal. Antes de invertir, lleva cabo todos los requisitos y trámites establecidos por la ley. Algunos son:

- Registrar el nombre de la empresa.

- Obtener el RFC.

- Verificar la licencia de uso de suelo.

Para conocer puntualmente los trámites que debes cumplir, acude al Área de Primer Contacto de la Secretaría de Economía.

Karina Hernández Barrera

Si te gustó el artículo, por favor considera dejar un comentario o compártelo a alguien que le pueda interesar.