Con el fin de impulsar a emprendedores interesados en temas sociales, Ashoka ha lanzado diversas convocatorias con apoyos para diferentes temas. Por ejemplo, para proyectos orientados a combatir la corrupción y generar transparencia en la sociedad, o incluso para colectivos de jóvenes entre 14 y 24 años con proyectos de alto impacto en su comunidad.

Ashoka, Transparencia Internacional y la Conferencia International Anti-Corrupción (IACC)  lanzan una competencia de alcance global para seleccionar las mejores ideas sobre nuevos proyectos  que impulsen la transparencia, refuercen los mecanismos de rendición de cuentas y luchen contra la corrupción.  Para participar hay que subir la propuesta en la página del proyecto, donde los participantes deberán describirlo en 500 palabras, completar un mapa de impacto y presentar un presupuesto donde se indica a qué se destinarán los recursos del premio.

Las tres mejores propuestas recibirán una beca de 500 euros para implementar el proyecto, la oportunidad de participar en la 15ª Conferencia International Anti-Corrupción que se celebrará en Brasilia del 7 al 10 de noviembre, y acceso a una amplia red de expertos en temas de transparencia y rendición de cuentas en el marco de la Plataforma Cambiar el Juego de la IACC. La convocatoria cierra el 1 de octubre de 2012.

Por otra parte, y con la finalidad de motivar el emprendimiento social desde edades muy tempranas, Femsa está colaborando en distintas iniciativas con Ashoka. Ambas empresas llevan a cabo el programa “Jóvenes con valor” donde colectivos de chicos entre 14 y 24 años reciben capital semilla así como metodología, capacitación y acompañamiento para llevar acabo sus proyectos. En los próximos meses los colectivos seleccionados en Michoacán, Veracruz y Nuevo León estarán trabajando en el programa. Además, ya planean llevarlo a otras entidades del país.

“El emprendimiento social busca un cambio sistémico, mientras que otras actividades como la filantropía tradicional o la caridad, no van al fondo de los problemas y solo atienden los síntomas” explica Alicia Leal Puerta, Senior Fellow de Ashoka México y Centroamérica. “Si consideramos que en todo proceso social las comunidades van elaborando su historia en base a los aprendizajes generados desde los éxitos y desde los fracasos, es justo desde estos aprendizajes que surge el concepto de emprendimiento social, con tres elementos claves: un objetivo social, una innovación transformadora dirigida a un cambio sistémico y un modelo sostenible”.

Para saber más del tema, consulta la información de Ashoka aquí.

Itzel Castellanos

 


Si te gustó el artículo, por favor considera dejar un comentario o compártelo a alguien que le pueda interesar.