Destacados Pequeñas empresas

Cómo usar el aire acondicionado de una forma más eficiente

1pequenas

 

El tiempo de calor está por iniciar, por eso te damos algunas recomendaciones para que el uso del aire acondicionado en tu negocio se haga de la manera más eficiente posible y que esto se traduzca en ahorros para tu empresa. Empecemos por lo más sencillo.

 

1. Elige un aire acondicionado eficiente. Los fabricantes colocan una etiqueta (de color amarillo) de EFICIENCIA ENERGETICA adherida al gabinete del aparato. Observa el porcentaje de ahorro que indica la escala que va de menor ahorro a mayor ahorro. Este porcentaje de ahorro es respecto a lo que establece la norma oficial mexicana correspondiente, para cada tipo de equipo.

 

Otro aspecto que debes considerar es la tecnología Inverter, esta tecnología mejora de forma notable el rendimiento y consumo de los equipos y, por último, asegúrate que tu equipo cuente con el Sello FIDE, el cual garantiza que son equipos de alta eficiencia energética.

 

para-1 para-peque

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

EcoTip: Si ya tienes aire acondicionado en tu negocio pero el bolsillo empieza a reclamar los altos costos de que sea un aparato ineficiente, renuévalo. Hay opciones para todo tipo de micro, pequeñas y medianas empresas para que participen en el Eco Crédito Empresarial. Infórmate en www.ecocreditoempresarial.com

 

1. Instálalo en un lugar adecuado. Esto quiere decir, en un espacio donde no esté recibiendo la luz del Sol todo el día, o bien, donde se pueda proteger del calor directo. De esta manera no sólo será más eficiente, también el motor y el sistema interno del aparato se mantendrán en buenas condiciones durante mucho tiempo. El suelo también es un lugar que hay que evitar para su instalación, porque el motor estaría recibiendo, además del calor ambiental, la radiación del concreto del piso.

 

2. Invierte en aislamiento. Si en negocio hace mucho calor y el equipo de aire acondicionado está constantemente forzado para refrescar el interior, busca alternativas para facilitarle el trabajo. El buen aislamiento en las paredes y vidrios mantiene las temperaturas bajas desde la mañana y si esto lo combinas con persianas aislantes, el trabajo del motor del aire acondicionado será más ligero. La inversión inicial será un poco más alta que si no tuvieras ningún mecanismo para proteger tu negocio de las temperaturas, pero esto lo verás reflejado en un ahorro sustancial a la hora de pagar tu recibo de luz.

 

3. Mantén una temperatura promedio. Recuerda que invertiste en un aire acondicionado, no un congelador, y su propósito principal es mantener una atmósfera agradable en interiores. Lo aconsejable es que el termostato quede fijo entre los 22ºC y los 24ºC, dependiendo de la época del año. Si lo programas con una temperatura más baja, el motor trabajará más para mantenerla y el gasto de energía será mayor. Otra aspecto a tomar en cuenta es que, si el interior está muy frío y el exterior muy caliente, el cambio brusco de temperatura puede traer consecuencias a la salud de tus colaboradores.

 

4. Pide recomendaciones. No todos los aires acondicionados son para todos los giros industriales. Dependiendo de la naturaleza de tu negocio serán las necesidades del aparato de aire acondicionado que vas a necesitar, su potencia, su capacidad y su gasto energético.

 

 

Redacción

 

 

Recuerda dejarnos un comentario               

Da click aquí para ver nuestra nota recomendada     

Te compartimos el siguiente vídeo:

Deja un comentario