Pequeñas empresas

Cuestiones financieras para el crecimiento de las PyMEs

3-peque

Desafortunadamente para muchas empresas en desarrollo, aunque posean el producto del año y cuenten con el conocimiento y la experiencia para dar el siguiente paso en su empresa, sin dinero, difícilmente será posible.

 

Y es que generalmente las instituciones bancarias, más que ayudar a las PyMEs, de obtener un crédito podría significar dar un paso al abismo.

 

Ante este panorama, David Lask cofundador de CREZE y sus socios identificaron a las PyMEs como un sector prácticamente olvidado por los bancos. “La realidad es que los bancos tradicionales se enfocan en buscar negocios con empresas grandes, aunque según datos del Banco Mundial hay un GAT de financiamiento de 60 mil mdd al año. Es por eso que nace CREZE, para atender a ese sector desatendido por la banca, pero que en realidad es el motor de la economía. Las PyMEs son los que generan empleos y son las organizaciones que pueden llevar al crecimiento a un nivel macroeconómico al país”, explica el empresario.

 

Con esta referencia los empresarios se enfocaron a las empresas motoras, Lask explica: ” Iniciamos cuestionándonos en dónde podríamos agregar más valor, qué parte del sector es el que más nos necesita, y elegimos a las empresas motoras, aquellas que facturan entre 600 mil  y 25 millones de pesos al año, que genera empleos más allá de su familia directa, más de 6 meses de operaciones y que cuenten con un sistema de tecnología, es decir, que tengan la consciencia de lo que pueden hacer con las redes sociales, gestión empresarial y algo muy importante: planeación financiera. Pues ya cuentan con un modelo de negocio, están buscando crecer y consolidarse y tienen un plan para poder llegar”.

 

CREZE creo para estas empresas un Financiamiento de Capital de Trabajo de corto plazo, está hecho para que las PyMEs puedan cubrir  sus brechas. “La respuesta de la empresa es de 48 horas, después de entrar a la plataforma, se le piden ciertos documentos (acta constitutiva, poderes, identificación, etc). Posteriormente le damos al cliente una identidad crediticia, es decir condiciones de crédito muy particulares de acuerdo a su perfil, capacidad y voluntad de pago “, comentó Lask.

 

Un dato importante es que la mayor parte del financiamiento tradicional en México es accesible para las PyMEs cuando no necesitan realmente de él, es decir, cuando les va bien. Lask comentó: “En el caso de CREZE,  ayudamos a las PyMEs con capital de crecimiento, ya que es difícil para ellas por su condición tener acceso a un sistema bancario tradicional. Nuestra tarea es ayudarlas con una necesidad específica, con un problema concreto, como la compra de maquinaria o la nómina de un mes”.

 

Aunque las instituciones bancarias cuentan con un portafolio de productos bastante extenso, la visión de CREZE es hacer sus productos más específicos para cada cliente y que se ajusten a las necesidades especiales de cada uno. Identificar su perfil particular y ofrecer un servicio personalizado y que encuentren lo que están buscando.

 

Los montos de los financiamientos van desde los 50 mil hasta 500 mil pesos para el primer crédito, de acuerdo al comportamiento del cliente se le pueden ofrecer montos más altos y mejores condiciones, así como tasas personalizadas que van del 1.5 al 4% mensual, además no se piden garantías.

 

De acuerdo a las ventajas de esta plataforma en comparación con la banca tradicional, se puede mencionar los procesos más sencillos, personalizados, la razón, “nacimos digitales, nosotros elaboramos nuestros procesos de análisis de datos y de riesgo de acuerdo al mercado mexicano, además les podemos dar productos a las PyMEs que la banca tradicional no lo haría”, finalizó David Lask.

 

Ivonne Álvarez

 

 

 

Recuerda dejarnos un comentario               

Da click aquí para ver nuestra nota recomendada     

Te compartimos el siguiente vídeo:

Deja un comentario