Pequeñas empresas

 ¿Por qué nunca es buena idea aceptar una contraoferta? 

2-peque

 

Ya pasó a la historia la época en que una contraoferta que incluía un pequeño aumento de salario conseguía retener a un miembro del personal que había presentado la renuncia.

 

En la actualidad, las personas abandonan el trabajo por múltiples razones, que rara vez son atendidas en una contraoferta. Desde la búsqueda de un nuevo reto para el progreso profesional, el deseo de trabajar con tecnología más innovadora o empezar en una organización donde pueden contribuir y sentirse valorados. El talento cambia de trabajo por más factores que hace unos años.

 

Pero ¿por qué actualmente un aumento de salario, un nuevo puesto de trabajo o beneficios adicionales ya se consideran tácticas superficiales para convencerlos de quedarse en la empresa? 

 

Si recibes una contraoferta, no olvides que las razones tienen que ser serias y genuinas, ya que no sólo buscaste un nuevo trabajo, sino que aplicaste, te entrevistaron y aceptaste una posición en otro lugar. Estas no son las acciones de un profesional que está satisfecho en su trabajo actual.

 

Resulta halagador que tu jefe haga una contraoferta al enterarse de tu decisión de renunciar, pero al observar objetivamente, sabrás que su proceder se debe a que reclutar a un reemplazo puede llevar mucho tiempo. Eso, sin mencionar las entrevistas, capacitación, etc. Además de la dificultad de encontrar profesionales con las habilidades que requieren las empresas. Asimismo, es muy probable que le cueste menos al empleador retener a un empleado a través de un aumento de sueldo que la atracción de nuevos talentos.

 

Referente al empleado, la mayoría de las personas que aceptaron una contraoferta, se encuentran en la situación de renuncia una vez más después de un año. Sus motivaciones originales para buscar otros lugares para laborar, no se abordan; a esto se agrega la confianza rota que ahora existe con su jefe, que puede ser muy difícil de tratar. Para el resto del equipo ya no serás alguien leal y en quien confiar y seguro estarás en el punto de mira si la compañía decide hacer recorte de personal, o incluso la organización sólo requerirá de tiempo para buscarte un reemplazo, asumiendo que en breve volverás a renunciar.

 

Para finalizar, el candidato debe estudiar que si está en medio de un proceso de reclutamiento para un nuevo puesto y resulta que acepta una contraoferta de su trabajo anterior, será muy difícil que le vuelvan a considerar en un futuro, por lo que se le cerrarán las puertas.

 

Redacción

 

 

Recuerda dejarnos un comentario               

Da click aquí para ver nuestra nota recomendada     

Te compartimos el siguiente vídeo:

Deja un comentario