Medianas empresas

Las Tecnologías de Información y Comunicación, motores de la Economía Colaborativa 

2-medianas

 

¿Sabías que un taladro es utilizado en un hogar en promedio 12 minutos en toda su vida útil? Esto nos lleva a reflexionar en la relación costo-beneficio de los productos y en cómo y cuánto consumimos como individuos.

 

Podemos pensar en cambiar la idea de poseer un objeto por la del uso compartido del mismo, es decir, aprovechar el poder de las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC) para el intercambio de bienes y servicios, ya que solamente necesitamos contar con un dispositivo conectado a Internet, para ser parte de comunidades en línea.

 

La mayoría de nosotros ha utilizado Uber o por lo menos ha oído hablar de este servicio. Es tan exitoso el modelo de negocio que utiliza la empresa Uber Technologies Inc. para ofrecer transporte privado a través de una plataforma con una red de contactos entre particulares, que se ha empleado con frecuencia el término “uberización de la economía”. Este ejemplo de economía colaborativa, refiere a un sistema económico alternativo basado en la solidaridad, la cooperación, la empatía y hasta en la responsabilidad ecológica.

 

Las TIC han hecho posible esta red de contactos locales y globales. La participación democrática en estos sistemas es su principal virtud, al igual que sucede en las redes sociales. La transformación social y de consumo es una realidad gracias a que internet permite la coordinación entre similares, debilitando fuentes únicas de poder. Jeremy Heimans asegura que el nuevo poder es la coordinación entre iguales y la participación masiva para crear un cambio.

 

Volviendo al tema de colaboración en transporte, encontramos diferentes plataformas para compartir auto como Carpooling o compartir trayectos como BlaBlacar; para envíos de mercancías por ejemplo GOI y hasta en la renta de autos entre particulares (Arriendo P2P). La extensión hacia otros sectores, ha crecido exponencialmente, en cuatro áreas de acción: bienes de consumo, finanzas, conocimiento y producción. 

 

Podemos encontrar sistemas enfocados en el financiamiento entre personas y pequeñas empresas, aplicaciones para compartir o intercambiar libros, practicar idiomas y hasta en la gastronomía, con Eatwith que conecta chefs con comensales. La plataforma Airbnb con enorme auge, enlaza turistas que desean hospedajes locales a precios accesibles, con dueños de habitaciones o propiedades disponibles. Su cofundador Joe Gebbia, expone en una conferencia TED, como el haber creado una aplicación basada en la confianza de los usuarios fue muy complicado en los primeros años, debido a que las principales limitantes de la economía colaborativa son el desconocimiento de los usuarios y sobre todo la desconfianza.

 

Sin embargo, descubrieron el valor de los comentarios de los usuarios y cómo estos influyen en la gente, superando el prejuicio general a los extraños, lo que cambió radicalmente la trayectoria de la empresa alcanzando 123 millones de noches de alojamiento.

 

El futuro se vislumbra cada vez más colaborativo. Las bondades de conexión que ofrecen las TIC permiten compartir más y tener menos en áreas muy diversas; así, reduciendo el consumo, comprando en forma más consciente y colaborando unos con otros se beneficiará también el medio ambiente.

 

Mtra. Ma. Luisa Ruiz Calleja

Académica de la Facultad de Responsabilidad Social de la Universidad Anáhuac México.

 

 

Recuerda dejarnos un comentario               

Da click aquí para ver nuestra nota recomendada     

Te compartimos el siguiente vídeo:

Deja un comentario