Micro empresas

5 tips para conseguir una fuerza de trabajo saludable 

2-micro-min

 

Contar con una fuerza de trabajo saludable puede generar una serie de beneficios a las empresas: incrementar la productividad y motivación; reducción de ausentismo y costos de salud, además de mejorar el ambiente laboral. 

 

El inicio de año es la época en la que las empresas ponen en marcha sus estrategias de crecimiento y las vacantes comienzan a generarse, por lo que hay que poner especial atención en cuidar el equipo de trabajo.  

 

Investigaciones recientes confirman que los empleados que hacen ejercicio regularmente, al menos 30 minutos por día, tres veces por semana, tienen una mejora en su desempeño laboral de hasta 15%, comparado con personas que no realizan ningún tipo de actividad física. Teniendo eso en mente, Gympass comparte 5 recomendaciones para lograr una fuerza de trabajo saludable. 

 
 

1. Liderar participando 

Predicar con el ejemplo” y se verá una mayor participación en las iniciativas de salud. Cuando los colaboradores perciben que los líderes participan activamente, se sienten más motivados a sumarse también. Además, tener una fuerza de trabajo saludable es un gran indicador de un negocio bien administrado. 

 

2. Incentivar un estilo de vida activo 

Puede ser difícil para los líderes de las compañías darse cuenta del beneficio de permitir “descansos” en el trabajo, pero permitir que el equipo vaya al gimnasio o salir a correr puede ser más beneficioso a largo plazo. Pueden organizar pausas activas, dar descansos para ir a ejercitarse, organizar salidas grupales a hacer una actividad física u organizar un torneo deportivo. Además de fomentar la salud, lograrán integración entre las personas y equipos. 

 

Cuando se cuida al equipo, es más probable que presenten una imagen pública positiva para la compañía. 

 

3. Establecer una cultura interna saludable 

La clave para mejorar la salud del equipo es incorporar el bienestar en la cultura de la empresa. Esto se hace más fácil cuando está ligado a los objetivos de la compañía. La administración apoyará más cuando pueda obtener beneficios reales, como el aumento de la productividad. 

Incorporar el estilo de vida saludable en la práctica empresarial, desde las políticas de la organización hasta las actividades de trabajo diario. Por ejemplo, pensar en proporcionar opciones de alimentos más saludables en el comedor de la empresa. 

 
 

4. Iniciativas de bienestar 

Un informe del Departamento de Trabajo y Pensiones de Estados Unidos (DWP) mostró que, al implementar programas de bienestar, las empresas estudiadas lograron varios beneficios medibles, como: 45% menos ausentismo por enfermedad, 18% reducción de la tasa de rotación, 16% menos accidentes y lesiones en el trabajo y 14% de incremento en la satisfacción de los empleados. 

En el estudio, las compañías que implementaron iniciativas de salud y bienestar informaron un retorno de la inversión. 

 

5. Comunicación efectiva 

Es esencial comunicar la disponibilidad de cualquier programa de mejora de la salud y destacar sus beneficios. Cuanto más se involucre a los empleados, más se comprometerán. 

 

Tiene sentido que la salud de los empleados esté en la agenda corporativa, ya que pasan la mayor parte de sus vidas en el trabajo. Con beneficios que incluyen una mejor prestación de servicios, mejores resultados para los empleados y una reducción de costos, hacer que la salud de la fuerza de trabajo sea una prioridad hace que todas las partes involucradas ganen. 

 

Una fuerza de trabajo saludable no es sólo una cuestión física, sino que requiere un enfoque integral para garantizar que estén bien mental y físicamente. 

 

Para más información: www.gympass.com/mx 

 

Redacción 

Recuerda dejarnos un comentario               

Da click aquí para ver nuestra nota recomendada     

Te compartimos el siguiente vídeo:

Deja un comentario