Aunque la mayor parte de los usuarios en las casas de empeño son personas en busca de resolver alguna problemática familiar, Prendamex ha identificado que algunos micro y pequeños empresarios también recurren a sus servicios, especialmente en la llamada cuesta de enero.

Existe una gran parte de la población que no tienen acceso a los créditos de la banca comercial por lo cual ven en las casa de empeño una opción a su alcance para hacer frente a dificultades de solvencia que en el caso de las MyPEs suele estar relacionado con la necesidad de cubrir su pago de nómina.

 

Muchos empresarios eligen esta opción por no ser sujetos de crédito en el sector bancario al no poder cubrir con los requisitos mínimos como son, tener un patrimonio en garantía, contar con comprobante de domicilio y comprobante de ingresos.

 

En el mercado, de acuerdo con la Asociación Nacional de Casas de Empeño (ANCE) existen cerca de 6 mil 500 unidades a nivel nacional, pero los usuarios deben tener precauciones pues se calcula que un promedio de 20% son consideradas informales y cobran intereses superiores al 20% cuando la media en el mercado formal es de 5%.

 

Adolfo Vélez, Presidente de la ANCE pidió a los usuarios tener conciencia de que lo más importante cuando acuden a empeñar es recuperar su prenda, además de poner especial atención en que el avalúo sea justo, por ejemplo que corresponda al valor oro del día, además de conocer las facilidades que existen para recuperar su bien.

 

En ese sentido dio a conocer que se trabaja con la Profeco para mejorar el servicio de estas instituciones al brindar mayor información a los clientes sobre los términos de contrato, plazos, montos e identificación de personal.

 

Por su parte Roberto Alor, Director General de Prendamex, afirmó en conferencia de prensa que las casas de empeño se están consolidando frente a otras opciones como las microfinancieras o las tarjetas de crédito porque los clientes las siguen considerando como una buena manera de obtener solvencia.

 

La mayor parte de los clientes acude a empeñar alhajas de oro, metal cuya onza está cotizada actualmente en un promedio de mil 600 pesos, aunque, en el caso de Prendamex también se reciben relojes comerciales, artículos de plata y en algunas sucursales electrodomésticos menores y automóviles.

 

Prendamex, la primera casa de empeño privada en México que se creó en 1996 y hoy atiende a 2 millones de clientes, está considerado como el sistema prendario del sector privado más grande del mundo con 870 sucursales.

 

En esta casa de empeño los préstamos alcanzan hasta el 85% del valor de la prenda dependiendo del plazo que va de una semana hasta tres meses, se cobra un interés de 5 a 7.7%, y por almacenaje y seguro 5% más. Las ventaja, señaló el directivo es que cobran por día y no por el mes completo gracias a lo cual 90% recupera su prenda.

 

La empresa dijo estar preparada para atender la demanda de sus servicios que crece en el inicio de año, por lo cual anunció trabajará con horarios extendidos; aperturas fines de semana en algunas de sus sucursales; periodos de gracia de hasta 45 días; además resolverán dudas en sus cuentas de redes sociales: Facebook y Twitter.

 

Ariadna Cruz

 

Información relacionada

[tubepress views="false" title="false" length="false" video="_kfuKASauik"]

Si te gustó el artículo, por favor considera dejar un comentario o compártelo a alguien que le pueda interesar.