El líder del Frente Nacional de Productores y Consumidores de Leche, Álvaro González, afirmó que al menos 150 mil pequeños y medianos ganaderos están al borde de la quiebra, debido al bajo precio que les pagan los industriales y el gobierno federal; por ello demanda a las autoridades elevar el precio hasta 5.7 pesos por litro, con el que aseguró, no se afectará a los consumidores y permitirá cubrir tanto los costos de producción, como obtener un mínimo ingreso.

González, explica que hoy en día Liconsa y las grandes empresas procesadoras de lácteos les pagan 4.20 pesos por litro de leche, pero el sector nacional requiere que se le cubran 5.50 pesos, ya que el aumento de los precios de forrajes, equipos y otros insumos (maíz, energía eléctrica, etc.) no se detiene.

Cabe destacar, según afirmó González, que el incremento no afectaría el bolsillo de los consumidores, pues “las industrias venden la leche a 11.30 pesos el litro, por lo que obtienen 25% de utilidad”.

Al pronunciarse sobre el tema, la Tercera Comisión de la Permanente en el Congreso de la Unión, señaló otro problema en el sector, ya que al pagar un precio tan bajo a los productores nacionales, el gobierno les da un trato inequitativo con respecto a los ganaderos extranjeros, pues a ellos les compra el litro de leche a 5.20 pesos, es decir, un peso más caro que a los nacionales.

Con dicho argumento, los legisladores se sumaron al Frente Nacional de Productores y Consumidores de Leche, para exigir a las secretarías de Desarrollo Social; de Economía; Agricultura, y de Hacienda y Crédito Público, así como a la empresa Liconsa, establecer un precio justo de compra a los productores nacionales; de lo contrario, dijeron, hasta 250 mil pequeños y medianos productores corren el riesgo de perder su empleo.

Ante ello, el líder de los lecheros señaló: “insistimos que en México debe haber un precio que mantenga la cadena productiva”, porque las naciones con las que se compite establecen precios topes y bases para que sus productores puedan mantener la actividad. 

Piden regulación de productos lácteos para evitar engañar a consumidores

En beneficio de los consumidores, el organismo encabezado por Álvaro González también demanda la regulación de productos no elaborados con leche natural, sino con derivados, tales como fórmulas lácteas o desechos de la elaboración de quesos, por ejemplo, mediante su diferenciación en el empaque.

“Esto evitará que se defraude a los consumidores y al mismo tiempo se proteja su salud”; además, impedirá que México se convierta en un mercado de simulación o donde se venden productos adulterados pero baratos, puntualiza.

México produce diariamente unos 30 millones de litros de leche, cifra que lo ubica  como el decimosexto productor mundial.

Karina Hernández Barrea

Información de interés

[tubepress views="false" title="false" length="false" video="FMsMyLWT7lk"]

Sí te gustó el artículo, por favor considera dejar un comentario o compártelo a alguien que le pueda interesar.