El plan de continuidad del negocio

Por citar un ejemplo sobre planeación de contingencias, la firma Deloitte indicó que de acuerdo a lo contemplado en su Plan de Continuidad de Negocios -creado desde 2006 para responder a una crisis de influenza está preparado para responder a la suspensión de negocio marcada por las autoridades del 1 al 5 de mayo.

Una epidemia pone en riesgo la integridad de las personas y la continuidad del negocio, ya que a diferencia de otros eventos no afecta la infraestructura, sino al capital humano, corazón de las empresas. Desde 2006, ante los señalamientos de las organizaciones mundiales de salud sobre una posible epidemia de algún tipo de influenza en años venideros, la firma estableció su protocolo de actuación en todas las fases previstas.

Las acciones establecidas para esta fase 5 incluyen desde el 30 de abril el trabajo a distancia por medios remotos (internet, teléfono, videoconferencia, etc.) de la totalidad de su personal a nivel nacional, manteniendo la operación que requiere presencia física al mínimo indispensable; y acatar la resolución formulada por las autoridades y publicada en el Diario Oficial de la Federación, que ordena la suspensión de labores en todo el territorio nacional durante el período que comprende del 1 al 5 de mayo del presente año.

Es importante señalar que desde el pasado lunes 27 el personal de las oficinas corporativas de la Ciudad de México, y las regionales de San Luis Potosí, Aguascalientes y Querétaro, realizan su trabajo por las vías e infraestructura que la firma ha preparado con suficiente antelación para enfrentar casos de crisis como estos.

“Deloitte es una firma que tiene desde el 2006 un plan de preparación para enfrentar pandemias, que hoy se está mostrando altamente efectivo”, señaló Javier Romero, Socio
Director Nacional de Clientes y Mercados de Deloitte. “Ante la nueva fase de alerta emitida y atendiendo la disposición oficial formulada por las autoridades de suspender actividades, Deloitte está privilegiando el bienestar tanto del personal y sus familias, como de clientes y proveedores”, añadió.

Deloitte realizó en el tercer trimestre del 2006 una encuesta entre el empresariado mexicano para conocer la situación existente en el tema de prevención frente a pandemias. Ante la pregunta sobre si las empresas tenían conocimiento de la amenaza de una posible epidemia, el 57% indicó afirmativamente. Al ser cuestionados si tenían un plan de preparación para una crisis de este tipo, la cual es diferente a una contingencia por accidente o catástrofe natural, el 92% indicó que no. Un plan de preparación para mantener la continuidad del negocio en una crisis de influenza contempla 10 elementos entre los que se incluyen el equipo de liderazgo, la educación, la infraestructura, el trabajo a distancia, los aspectos legales y de recursos humanos, así como la identificación de procesos críticos y la involucración de proveedores de la cadena de valor.

Existe la oportunidad de revisar las acciones que se pueden tomar para enfrentar este tipo crisis, una vez que el nivel de alerta regrese a una fase de normalidad de actividades, ya que sin duda esta experiencia nos ha permitido como país, comprender la existencia latente de riesgos que continuarán, y que afectan las formas de operar y hacer negocios al impactar al capital humano de forma directa.

Los planes de preparación a pandemias de Deloitte a nivel global responden a los niveles de alerta definidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS), el equipo global de manejo de crisis monitorea diariamente con la OMS las actualizaciones más recientes sobre la evolución del virus y sus recomendaciones para la seguridad humana.

Adicionalmente, la firma de forma internacional cuenta con el apoyo del Dr. Michael Osterholm, líder global en la investigación de enfermedades infecciosas, proporcionando a la Oficina Global de Seguridad de Deloitte actualizaciones diarias sobre el virus con el fin de tomar acciones apropiadas.

La firma mantiene en constante actualización su sitio corporativo con información de valor
especializada en el tema, con el fin de compartir esquemas de preparación para enfrentar este tipo de crisis, beneficiando a los interesados con ese conocimiento que hoy es de suma relevancia. A dicha sección, se ha incorporado un apartado de consulta, que recopila las disposiciones especiales de carácter jurídico emitidas por diversas entidades como respuesta a esta emergencia.

Deloitte

Deja un comentario