Pasos para evitar el contagio de influenza en la empresa

Durante la emergencia originada por la influenza, los centros de trabajo juegan un papel fundamental para proteger la salud de sus empleados y de sus clientes, así como limitar el impacto negativo en la economía y la sociedad.

Como pasos estratégicos la secretaria de economía señala que debe establecer una estrategia para difundir de forma rápida y oportuna información actualizada sobre la emergencia y las medidas establecidas por la Secretaría de Salud en materia de prevención e identificación de síntomas y acciones a tomar.

Como primer punto señala que los mensajes a difundir entre los empleados son:

•    Mantener permanentemente limpios los lugares de trabajo y áreas comunes utilizando agua y jabón (evitar el uso de cáusticos o desinfectantes irritantes)

•    Mantener permanentemente en condiciones de uso e higiénicas los servicios sanitarios, vestidores y casilleros destinados al uso del personal.

•    Mantener permanentemente higiénicos los lugares destinados a la elaboración y consumo de alimentos en los centros de trabajo.

•    Limpiar constantemente manijas, barandales, botones de control de elevadores, teclados de computadora y ratón así, como otros objetos de uso común, y evitar usar los teléfonos y equipos de otros compañeros.

•    Proporcionar a los empleados al ingreso al centro de trabajo sanitizante o alcohol en gel para limpieza de las manos, así como cubre bocas.

•    Poner a disposición de los empleados suficientes productos para la higiene de manos (jabón líquido, alcohol en gel), pañuelos desechables y papeleras para tirarlos en cada una de las áreas de trabajo.

•    Dotar de cubre bocas y guantes desechables al personal que requiera tener contacto permanente con el público en general o personal del propio centro de trabajo.

•    Prohibir a los trabajadores el intercambio del equipo de protección personal.

•    Reemplazar los cubre bocas y guantes desechables al menos al inicio de cada jornada.

•    Desechar los cubre bocas y guantes en bolsas de plástico y clasificarlas como residuos biológicos peligrosos para su disposición final.

•    Establecer rondas de doctores del servicio médico que visite a los empleados en el lugar de trabajo para realizar chequeos simples y periódicos.

En caso de prestar el servicio de alimentos a los empleados, extremar medidas sanitarias en las cocinas y áreas de comedor, obligando a los cocineros y demás personal utilizar tapabocas.

•    Incluir alimentos con alto contenido de Vitamina C en el menú.
•    Escalonar horarios para el uso del comedor.

Establecer acciones en caso de detección de síntomas en un empleado.
• Aislar inmediatamente del resto de los empleados y remitirlo al centro de salud más cercano.
• Mantenerse alerta de la evolución y diagnóstico de la enfermedad.
• Llevar el registro del personal aislado e incapacitado y de su ubicación física en el centro de trabajo.

Establecer acciones en caso de confirmación de infección en un empleado.

• Limpiar profundamente con agua y jabón el área de trabajo y áreas comunes.
• Identificar oportunamente contactos cercanos y enviarlos a revisión médica (un contacto cercano se define como una persona que haya estado a 2 metros de distancia de un caso confirmado desde la aparición de los síntomas y mientras estuvo enfermo).

Establezca políticas temporales para reorganizar los procesos de la empresa de forma que se garantice su operación y viabilidad durante la emergencia.

Minimice el contacto personal.

•    Evitar en la mayor medida posible las reuniones en persona.
•    Fomentar el uso de medios tecnológicos para comunicarse (internet, conferencias telefónicas, videoconferencias).
•    Separar las estaciones de trabajo compartidas.
•    Reducir al mínimo los viajes de negocios nacionales e internacionales.
•    Prohibir a los trabajadores llevar a sus hijos a los centros de trabajo.

Flexibilice los horarios y locación.
•    Reorganizar los turnos de trabajo (escalonamiento), especialmente para permitir el cuidado de sus hijos ante el cierre de escuelas y guarderías.
•    Brindar las facilidades para transferir la estación de trabajo a casa (préstamo de computadoras personales).
•    Reforzar el área de tecnologías de información para asegurar la comunicación       distancia.

Brinde confianza y elimine las penalizaciones.
•    Eliminar los premios y castigos relacionados con puntualidad y faltas.
•    Fomentar la confianza para que los trabajadores voluntariamente se retiren ante la presencia de síntomas.
•    Establecer lineamientos sencillos para solicitar incapacidad y para reincorporar a los trabajadores que estaban enfermos y ya no son focos de infección.
•    Permitir que las trabajadoras embarazadas y las que estén en período de lactancia no se presenten a laborar durante el estado de emergencia.

Fernando Heredia

Deja un comentario