La nueva comunicación tecnológica y su nuevo componente adictivo

emprendedores8junio09-5Al menos uno de cada tres jóvenes con celular confiesa sentirse intranquilo o ansioso cuando se ve sin él. Según un estudio de global “mobile forescast to 2010” empresa especializada en comunicación sobre tecnología digital. Los padres en su vorágine laboral, intentan que a sus hijos no les falte nada, pero los jóvenes dejan de comer, no hacen caso, se la pasan contestando llamadas telefónicas, si el aparato móvil telefónico se les retira es como quitarles un órgano de su cuerpo. La O N U calcula que ha finales del 2009 habrá 4 000 millones de aparatos en el planeta, los adolescentes tiene que ver mucho en un gran porcentaje, con esta cifra, la sociedad del consumo avanza.

Las instituciones laborales empiezan a protegerse, ante las nuevas tecnologías y de sus componentes adictivos, pero otros las utilizan para innovar, como por ejemplo la utilización de móviles e Internet, en la campaña de Barack Obama.

Es el nuevo botellón electrónico así le llaman algunos expertos, por la mezcla de sus componentes. La campaña de Barack Obama fue innovadora de principio a fin. No sólo por el uso de los medios sociales en Internet sino por la capacidad que éstos tienen para conectar a la gente entre sí.

“La tecnología cambia nuestro comportamiento, pero sobre todo fortalece las relaciones”, hubo jóvenes que dejaron todo para vivir “La mayor experiencia de su vida” durante los meses que duró la campaña del candidato demócrata a la Casa Blanca y hoy presidente de EE UU.

 
Afincada en Toronto, Rafhar Harfoush llevaba a cabo un estudio sobre el impacto de las redes sociales entre los jóvenes. Cuando fue “fichada” para coordinar a los voluntarios en Internet desde el cuartel general del candidato en Chicago. “Éramos entre 30 y 60 personas, según la época. Éramos una mezcla de profesionales y voluntarios. Unos venían por dos semanas. Otros nos quedamos tres meses. Lo que más me sigue sorprendiendo es que tanta gente como yo fuera capaz de dejarlo todo (casa, trabajo…) para vivir esta situación”.
Lo trascendente es que se han desglosado las claves del éxito de una campaña que sólo por sus cifras abruma. Por ejemplo a nivel recaudatorio, donde se primaron las pequeñas donaciones.

    * Unas 24 horas después del discurso del cambio de Obama se conseguieron 150 millones de dólares, el 67% exclusivamente por Internet.
    * Los cuatro últimos días de campaña se recibieron tres millones de llamadas telefónicas con las que captamos otros 30 millones de dólares.”
    * Barack Obama obtuvo 750 millones frente a los 350 de John McCain, el candidato republicano.
    * La gente se dio cuenta de que lo importante no era la cantidad enviada sino participar, formar parte de la comunidad. Para ello realizaron un uso masivo del correo electrónico. “Se enviaron más de mil millones, pero todos hiper segmentizados por el Estado de residencia, código postal, eventos en los que había participado” el receptor de cada mensaje. Todo sin forzar la máquina, es decir, “evitando que la gente se sintiera obligada. El objetivo es que poco a poco ellos se fueran implicando cada vez más”. Al final, asegura, la gente se sentía “socio de Obama y estaba convencida de que los mensajes que recibía con su firma se los había mandado realmente él”.

Finalmente se asegura que en lugar de perseguir a los que usaban sus contenidos, “Se aceptaron las interpretaciones de la gente sobre la marca que había creado”, fueran grafitos, pósteres o vídeos con los discursos musicalizados de Barack. Yes We Can, el vídeo más famoso de todos y en el que hasta cantó la actriz Scarlett Johansson, recibió 27 millones de visitas en YouTube.

Capital Humano/redacción pymempresario

One thought on “La nueva comunicación tecnológica y su nuevo componente adictivo

Deja un comentario