Mitigación de GEI permitirá a México enfrentar el cambio climático

medianas5Para México es indispensable alcanzar un acuerdo internacional que permita reducir las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) y estabilizarlas en 450 partículas por millón (ppm) hacia el 2050, ya que si la temperatura media del planeta llegara a superar los dos grados centígrados, los impactos del Cambio Climático representarán para nuestro país un costo cercano a los cuatro puntos porcentuales del Producto Interno Bruto (PIB).

Así lo revela el estudio La Economía del Cambio Climático en México, coordinado por Luis Miguel Galindo, de la Facultad de Economía de la Universidad Nacional Autónoma de México, y que fue presentado por el Secretario de Hacienda, Agustín Carstens, el pasado 5 de junio, en el marco del Día Mundial del Medio Ambiente.

Dicho acuerdo, sumado a los esfuerzos de mitigación de México para disminuir en 50 por ciento las emisiones de GEI, hacia el año 2050, en relación con la cifra del 2002, permitiría al país mantener el costo de los efectos del Cambio Climático en 1.7 puntos porcentuales del PIB.

El documento, que a partir de hoy podrá ser consultado en las páginas www.semarnat.gob.mx y www.hacienda.gob.mx, refiere que para alcanzar un desarrollo sustentable con una tasa de crecimiento satisfactoria, será  necesario incorporar en las políticas públicas y del sector privado los esfuerzos de mitigación que permitan propiciar una sana adaptación al calentamiento global.

Para ello, añade, se requerirá transformar los sistemas de producción, distribución y consumo, con el propósito de reducir la vulnerabilidad económica y social de dicho fenómeno. “Actuar con decisión y oportunidad en la materia será una excelente inversión pública”.

El estudio contiene un Prefacio de Sir Nicholas Stern, autor del Informe Stern sobre el impacto del Cambio Climático para la economía mundial. El economista inglés destaca que si bien el Informe Stern abordó los impactos del Cambio Climático con un enfoque global, en el ámbito interno las naciones deben contar con conocimiento detallado del problema que les permita unirse para articular una respuesta global efectiva.

Cabe destacar que el estudio Economía del Cambio Climático se realizó a petición de las secretarías de Medio Ambiente y Recursos Naturales, y de Hacienda y Crédito Público; en su elaboración, la UNAM fue apoyada por el Centro Mario Molina, el Centro de Estudios de la Atmósfera de la UNAM y por el Instituto Nacional de Ecología (INE).

Fue financiado con recursos de la Semarnat, del Gobierno de Gran Bretaña y del Banco  Interamericano de Desarrollo. Además, contó con la asistencia técnica del Banco Mundial y de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe de las Naciones Unidas.

El objetivo del estudio  fue determinar los impactos y los costos a largo plazo para la economía mexicana como consecuencia de los impactos del calentamiento global, así como la estimación de los costos de la transformación tecnológica y de los cambios necesarios en las prácticas de consumo de energía y de los recursos naturales.

Asimismo, con la realización de dicho estudio se cumplió con uno de los compromisos contenidos en la Estrategia Nacional del Cambio Climático, presentada por el Presidente Felipe Calderón en mayo de 2007, y que sirvió de marco analítico para proyectar las estimaciones y metas del Programa Especial de Cambio Climático hacia el 2050.

Redacción

Deja un comentario