“¿Cómo afecta el spam a las empresas?”

mediana4El spam más que una simple molestia se ha convertido en un grave problema para las personas y empresas. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) estima que el 80% de los correos electrónicos que circulan en Internet son spam. Además, esta amenaza se está extendiendo peligrosamente hacia otras tecnologías como la telefonía móvil y servicios de mensajería instantánea. El spam obstruye redes empresariales, facilita la propagación de virus o mensajes fraudulentos y es un importante factor que debilita la confianza en Internet, frenando así el crecimiento de la economía digital.

Es vital que los países actúen rápidamente. Los correos electrónicos no solicitados -Spam- son cada vez más peligrosos y costosos tanto para el sector privado como para los consumidores. Interrumpe redes, disminuye la productividad, transmite virus informáticos y es usado cada vez más por delincuentes que roban contraseñas para acceder a información confidencial y a las cuentas bancarias.

Se estima que un usuario dedica más de siete horas por mes a descargar, separar, filtrar y borrar el correo electrónico basura (mejor conocido como spam), además de que dicho spam consume ancho de banda y ocupa espacio en el disco de los servidores. Son varias las empresas que calculan perder un día al mes debido a este tipo de amenazas digitales.

El motivo de este día que las empresas pierden por mes es puramente tecnológico y se debe en gran medida al spam, el cual constituye más de la mitad del tráfico mundial del correo electrónico.

Esta cantidad de horas perdidas equivale a una jornada laboral y se traduce en un costo que las empresas no pueden identificar plenamente pero que existe y termina siendo muy alto. Se calcula que en promedio un empleado pierde diariamente unos 30 minutos entre la descarga y separación de correo útil y el spam, es decir más de dos horas semanales, o el equivalente a un día al mes.

El costo para las empresas debido al spam varía. Éste tiene que ver con la estructura de la compañía, sus políticas frente al spam y la educación que tengan sus empleados frente a esta problemática.

Cabe mencionar que de acuerdo con el Wall Street Journal el costo para las empresas en todo el mundo es de alrededor de 20.000 millones de dólares anuales en pérdidas de productividad y costos tecnológicos.

Algunos especialistas se empeñan en medir el costo del spam sobre la base de los recursos de tecnología que éste consume, pero el spam no refleja el costo real que produce, porque hay costos aún mayores, relacionados con aspectos menos tangibles como el nivel de distracción que puede producir en los empleados de una organización. Lo que sí puede traducirse en términos económicos es el tiempo que invierte cada persona en discriminar en forma manual cuál correo es spam y cuál no.

Un problema frecuente es que el correo electrónico, sin duda alguna una de las herramientas más utilizadas de la actualidad, puede verse obstruido a lo largo de toda la empresa por culpa del spam. Y algunos remedios como el uso de filtros que no forman parte de una solución completa provocan que se reciban menos mensajes e incluso que algunos importantes se pierdan al ser bloqueados por estos programas de protección.

La gravedad del problema ha llegado al tal punto que la OCDE ha pedido a los gobiernos y a las empresas que aumenten su coordinación para luchar contra los correos basura. La OCDE también ha destacado la importancia de sensibilizar a la población sobre los riesgos del envío de spam y de las precauciones que se deben tomar para evitarlo.

Se debe enfatizar el hecho de que algunos de los problemas son visibles: cuando el volumen de spam supera el 50% es común que se produzca un problema de denegación de servicio, esto quiere decir que el proceso y almacenamiento de spam deniega el uso de los correos legítimos.

No cabe duda que entre las principales desventajas del spam está la pérdida de tiempo traducida en pérdida de productividad para los empleados y por lo mismo para las empresas. El problema aumenta en empresas que utilizan en forma intensiva el correo electrónico para realizar negocios, porque un empleado puede borrar por error un pedido de cotización o presupuesto de un cliente o la aprobación a una operación comercial, al confundirlo con un spam.

Entre las soluciones disponibles para hacer frente a este tipo de problema se encuentran desde el camino manual de teclear el botón “Eliminar” en cada bandeja de correo electrónico (y que no funciona como política corporativa) hasta una nueva generación de soluciones completas que incluyen Administración Unificada contra Amenazas (UTM, por sus siglas en inglés), servicios completos que incorporan la
tecnología anti-spam para grandes corporativos, Administración Avanzada de la Reputación dentro de los firewalls, análisis bayesiano de contenido en la nube, así como cuarentena a nivel de usuario con la finalidad de proveer una solución anti-spam total.

Esta nueva generación de soluciones son de gran valor al ser combinadas con características de calibración de productividad empresarial como la reconexión automática y análoga de redes 3G, aplicación para identificación, administración del ancho de banda, acceso remoto SSL-VPN, controlador inalámbrico de interruptores, puntos integrados para acceso seguro 802.11n, interfaces gigabit, entre otras funciones.

Las empresas pueden optar por adquirir soluciones de proveedores diferentes e intentar que convivan unas con otras, sin bloquearse mutuamente, o adquirir soluciones completas que además de las características anteriores incluyan dentro de cada equipo Gateway Anti-Virus, Anti-Spyware, Prevención contra Intrusiones, Anti-virus reforzado y Capacidad de Filtrado de Contenido, con niveles de desempeño sin precedentes a costos realmente accesibles.

Consideramos que las empresas, especialmente las que tienen oficinas distribuidas o sucursales, deberán poner especial atención en hacer frente a esta amenaza que las perjudica, reduce su productividad, frena su capacidad de operación, siendo que la solución ya se encuentra disponible en el mercado.

Francisco Guzmán, Director de Ingeniería Preventa para América Latina de SonicWALL.

Deja un comentario