Emiten consejos prácticos a PyMEs para sobrevivir en tiempos difíciles

mediana1Ante la vulnerabilidad que enfrentan las empresas, derivada de las crisis económica y sanitaria, el costo del éxito será más pesado.

Lo anterior señaló, el miembro del equipo de asesores de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo de la Ciudad de México, Efraín Lechuga Santillán en el marco de la Expo PyMEs en Crecimiento organizada por la Secretaría de Desarrollo Económico del gobierno del Distrito Federal y la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo de la ciudad de México.

El especialista contable, dijo que la crisis es momento para luchar, de cambiar y de surgir, y señaló que la adversidad crea héroes. Estamos acostumbrados a la crisis y es momento para salir de ella.

Para evitar el estrés empresarial, se debe tener una imagen clara de la empresa, aprovechar el conocimiento empresarial, fundamentar en valores las actividades de la organización empezando por fomentar la honestidad, jugar limpio para incrementar el potencial económico.

Actuar con convicción para lograr proyección y ser empresas de clase mundial, con honestidad, compromiso, sinceridad. Las empresas se deben fijar metas colectivas con los colaboradores para caminar en el mismo sentido, planes y acciones, basadas en estrategias para alcanzarlas, dijo.

Ante la incertidumbre, las organizaciones deben fijar metas y acciones enfocadas en la reducción de costos pero con miras a satisfacer la demanda del cliente, de los trabajadores y que otorgue confianza a los inversionistas, añadió.

El cambio ha llevado a las empresas a ser vendedoras de beneficios más que de productos o bienes y servicios.

Un ingrediente clave para el éxito de las organizaciones es la voluntad para realizar los objetivos y llegar a las metas, así como aprovechar la crisis para trascender, agregó Lechuga.

Los trabajadores deben estar enganchados con los objetivos y metas de la organización manteniendo una actitud positiva para lograrlas.

Actualmente, las organizaciones deben ser innovadoras y salir a buscar al cliente, resolver los conflictos, sumar esfuerzos y aprender técnicas para ser buenos negociadores, apegarse a los hábitos de las mejores prácticas.

Aprender a digerir los fracasos, que son lecciones de nuestros puntos débiles, como eventos de aprendizaje, ver los fracasos como retos y ser grandes vendedores.

La calidad de los servicios es fundamental si se quiere trascender, con capacidad de respuesta a lo que el cliente espera, cumplir lo prometido y otorgar un valor agregado que podría marcar la diferencia competitiva, agregó.

En el ámbito interno el manejo de los colaboradores es clave para el éxito, los cuales se deben formar como colaboradores competitivos, los cuales son difíciles de encontrar, difíciles de pulir y difíciles de mantener, por lo que se deben tener habilidades como para mantener ese recurso tan valioso para las empresas, con habilidad para escoger a su gente, para capacitarla y para motivarla.

El ejercicio empresarial debe basarse en el manejo de la gente que integra la organización, con capacitación constante y motivación, la capacitación es una inversión para lograr los objetivos y metas de una PyME de clase mundial, expuso Lechuga.

Los empresarios deben predicar con el ejemplo de una actitud positiva, inyectando una fuerte dosis de capacitación para lograr mayor productividad del personal, así como  manejar el tiempo adecuadamente, recomendó el especialista.

Finalmente, Efraín Lechuga, pidió que ante el entorno tan cambiante se debe tener capacidad para modificar hábitos de forma proactiva, integrar tecnología.

Salvador Guerrero

Deja un comentario