Seguro de Crédito

peque4Un Seguro de Crédito sirve para protegerte en caso de que alguno de tus clientes nacional o extranjero, a quien vendiste a crédito, no realicen sus pagos ya sea por que no tienen capital o bien por pago tardío de cuentas por cobrar.

En México una de las empresas que ofrece este servicio es la empresa Aon, misma que conciente de las adversas circunstancias económicas que atraviesa el país recomienda a los empresarios esta opción como seguridad de sus finanzas, Carlos Luna gerente de ventas, señaló, “después de las quiebras sorpresivas que hemos visto en los últimos meses un proveedor no puede sólo considerar la reputación de años anteriores y  una herramienta que lo ayuda a vender de forma segura es un seguro de crédito”.

Por medio del Seguro de Crédito de Aon es posible conseguir una recuperación de hasta el 90% de una cuenta incobrable, además, lo que el empresario paga por su prima de seguro es deducible de impuestos.

Gracias a este producto financiero las empresas pueden asegurar sus expectativas de crecimiento pues saben que nunca faltarán ingresos a consecuencia de un cliente moroso, “podrán tener un crecimiento de ventas seguro, cada peso lo van a recuperar”, asegura Luna.

De acuerdo con Aon uno de los problemas más comunes a los que se enfrentan las empresas mexicanas es que sus clientes se encuentran en otras regiones y al haber problemas económicos la falta de comunicación dificulta la cobranza, es ahí donde cobra sentido el contar con un seguro de este tipo pues con él se evita correr riesgos en las utilidades para no comenzar a operar con pérdidas.

Para contratar un Seguro de Crédito es necesario llenar un cuestionario con información personal, entonces la empresa analiza los datos y envía al cliente la propuesta para que puedan adquirir el Seguro de manera rápida, “el costo es muy variable va desde tasa de 0.28% hasta 0.70%, porcentaje que se multiplica por la facturación anual, por lo general el seguro es para empresas que facturan de 50 millones de pesos en adelante”.

Este tipo de seguro representa un soporte pues indemniza las faltas de pago por mora prolongada o insolvencia de sus clientes, permite un manejo controlado de riesgo y protege el flujo de efectivo. Además de solventar las deudas por medio de cobranza de las cuentas atrasadas vía amistosa, extrajudicial y judicial ofrece la opción de calificar y monitorear el comportamiento de los compradores más importantes del asegurado.

“Esta es una de varias herramientas que los protege contra los riesgos a los que están expuestos, podemos apoyarlos en identificar que riesgos son y entonces hacerles un traje a la medida”, agrega el gerente.

Ariadna Cruz

Deja un comentario