Análisis de la reforma fiscal y su impacto

medianas1El gobierno propone un aumento en la recaudación por 174 mmp, 1.4% del PIB. Si bien desde el punto de vista recaudatorio pareciera ambiciosa la propuesta oficial, sólo trata de resarcir la pérdida llamada estructural de los ingresos (gráfica 18).

El gobierno también ha afirmado que propone orientar el destino de una parte de los nuevos impuestos hacia mayores apoyos en distintos programas para abatir la pobreza.

El programa de reforma incorpora aumentos de impuestos en prácticamente todos los órdenes: aumenta los impuestos sobre la renta, los impuestos al consumo (no acumulable y acreditable a lo largo de la cadena de insumos, como el impuesto al valor agregado), los impuestos especiales (a algunos productos y a los depósitos en efectivo) y establece medidas para mejorar la fiscalización.

Impuesto al consumo.- Esta contribución gravará sobre una base de efectivo con una tasa de 2% a los ingresos derivados de la realización de todo tipo de actividades económicas, aplicándose en todas las etapas de la producción de manera no acumulativa, permitiendo su acreditamiento.

Hacienda estima ingresos por 72 mmp. Nosotros estimamos que, al interior de esa cifra, lo relativo al sector de alimentos y medicinas sería de 15 mmp.

Impuesto sobre la renta (ISR).- a) Consolidación. Se volverían exigibles los saldos actualizados con antigüedad mayor a cinco años del ISR diferido por los grupos sujetos a la consolidación fiscal, mediante un esquema de pagos mediante el cual en cada ejercicio se entere el 60% de los saldos de los impuestos diferidos correspondientes a dicho ejercicio, y por el restante 40% se hagan pagos de 10% durante cuatro ejercicios (se estiman ingresos por 28 mmp en 2010). b). Incremento en las tasas del ISR. Las tasas marginales de la tarifa del impuesto sobre la renta de personas físicas se i n c r e m e n t a n proporcionalmente en 7.14% para ubicar la máxima en 30% en 2010, 2011 y 2012.

Posteriormente, se reducen también de manera proporcional en 3.33% siendo la tasa marginal máxima de 29% en 2013, para finalmente regresar todas al nivel con la tasa marginal máxima en 28% en 2014 (ingresos en 2010 por 45 mmp).

Impuesto empresarial a tasa única (IETU).- Se elimina la posibilidad de aplicar el crédito por exceso de deducciones sobre ingresos en el IETU, contra el impuesto sobre la renta (ISR) en el ejercicio en que se genera (estimación de ingresos por 3.3 mmp).

Impuestos especiales sobre producción y servicios (IEPS).

a) Telecomunicaciones. 4% a los servicios que se prestan a través de una red pública de t e l e c o m u n i c a c i o n es, exentando a la telefonía pública y rural, así como el servicio de interconexión
(ingresos por 14 mmp).

b) Cigarros. Una cuota específica de 80 centavos por cajetilla de 20 cigarros e incrementarla en un transcurso de 4 años (ingresos por 1.7 mmp).
c) Cerveza. Incremento a 28% en 2010, 2011 y 2012, y reducirla a 27% en 2013 y 25% en 2014 (ingresos por 2 mmp).

d) Juegos y sorteos. Incremento de la tasa de impuesto de 20% a 30% (ingresos por 1.2 mmp).
e) Bebidas alcohólicas. De manera adicional al esquema de tasa ad valorem habrá una cuota específica de 3 pesos por litro a las bebidas con graduación alcohólica de más de 20° G. L (0.2 mmp).

Impuesto al efectivo (IDE).- Aumento de la tasa en un punto porcentual y disminuir el umbral de los depósitos exentos de 25,000 (15 SM) a 15,000 pesos mensuales (aproximadamente 9 SM). Ingresos estimados por 2.6 mmp.

Fortalecimiento de la fiscalización.
a) Fortalecer el aseguramiento precautorio previsto por el Código Fiscal de la Federación eliminando los vicios de inconstitucionalidad señalados por la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

b) Recuperación de créditos firmes efectuando el cobro correspondiente en las cuentas abiertas en el sistema financiero de manera directa sin la intermediación de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores. Ingresos estimados por Hacienda, en general por mayor eficiencia recaudatoria, 20 mmp.

En opinión de los analistas

La estrategia gubernamental apunta en conjunto a evitar un deterioro de la sustentabilidad fiscal en el mediano y largos plazos, lo cual, sólo es posible logrando financiar el faltante de ingresos permanentes con fuentes también más permanentes de ingresos. De ahí que buena parte de la estrategia elementos muy sensibles socialmente tanto por los mayores impuestos como por el recorte al gasto.

El resultado final dependerá de las negociaciones en el Congreso. En éste se discute la conveniencia de los nuevos impuestos, recortes adicionales al gasto, alternativas a los impuestos propuestos (disminución de exenciones de ISR sobretodo), y, aunque hasta ahora en menor medida, un incremento del déficit.

El tema de si es adecuada la propuesta de subir impuestos cuando empieza apenas la recuperación se enmarca en la discusión de los temas estructurales de la política fiscal
y no en los temas coyunturales o cíclicos. En otras palabras, la moderada reputación construida ha permitido realizar una política contracíclica moderada y sólo en lo referente a la caída de ingresos por la recesión, más no en el componente estructural; pues no es claro que se cuente con margen de maniobra para diferir decisiones que debieron haber sido tomadas en el pasado a fin de cubrir dicho faltante.

La perspectiva negativa que dos agencias calificadoras tienen sobre la deuda del país,
el hecho de que en el mercado de aseguramiento de posibles suspensiones de deuda (CDS) coloque a México con mayor riesgo que Brasil (que la calificadoras le otorgan sin embargo un menor nota) y que países como Perú y Colombia se aproximen a lo spreads o márgenes que paga México, son sin duda elementos a tomar en cuenta para actuar prudentemente.

Sergio Kurczyn / Arturo Vieyra, analistas de Banamex

Deja un comentario