Ante rebrote de influenza, no basta gel antibacterial en las PyMes

mediana1En la última semana se registraron cerca de 950 casos diarios de personas infectadas por la Influenza A H1 N1 en la Ciudad de México, ante ello Patrick Old, director del área de Prevención de Riesgos y Planes de Continuidad del Negocio de Aon Consulting indicó que es imposible depender del gel antibacterial, para minimizar los riesgos en las PyMEs

Ante tal inminente rebrote del virus de influenza AH1N1, Aon México recomienda a las empresas llevar a cabo un “Plan de Continuidad de Negocios” con el objetivo de prevenir grandes pérdidas económicas, materiales y hasta humanas.

Para el director del área de Prevención de Riesgos y Planes de Continuidad del Negocio, ante este tipo de circunstancias “hay que crear conciencia, pues necesitamos estar preparados con un plan ‘B’ ”, y tener en cuenta que puede afectar tanto a los proveedores, como al personal y al cliente”.

“Lo importante es estar preparado, tener los planes sentados desde antes y ver cuáles pueden ser las alternativas para solucionar los diferentes procesos que se tienen en una empresa para continuar con la producción y seguir brindando el servicio”, afirma Patrick Old.

En caso de que el rebrote del virus de la influenza sea muy fuerte en la ciudad de México, Aon Consulting aconseja por ejemplo, preparar una oficina alterna en una zona que se crea que no va a ser tan problemática, con esta medida logrará minimizar la concentración del virus. “Es decir, si se piensa desde antes, el problema se podrá solucionar con más facilidad”, asegura Old.

La consultoría en administración de riesgos, reconoce que las empresas no pueden dejar de trabajar, aun cuando el gobierno haya recomendado (en una primera etapa del brote del virus de la influenza) cerrar todos aquellos lugares que no brinden servicios de primer nivel, pues siguen teniendo clientes, y estos a su vez necesidades.

Con esta situación Aon tiene en cuenta que cerrar no significa dejar de trabajar. Por ello, es indispensable tomar en cuenta otras opciones, por ejemplo: brindar el servicio desde el hogar, con conexiones seguras, así las afectaciones para las empresas no serán tan graves.

Pero para llegar a estas acciones es necesario contar primero con un plan de continuidad. “Todos en nuestras vidas tenemos un plan ‘B’ y para las empresas es prácticamente de vida o muerte”, señaló el director de Prevención de Riesgos de la empresa líder en consultoría en América Latina.

“Todo lo que (las compañías) establezcan desde antes y cómo se preparen será qué tan rápido van a poder salir adelante” (…) “Depender del gel antibacterial, no es lo único que se tiene que hacer”, enfatizó.

Además, hizo hincapié en que el caso del virus de la influenza no es el único evento para el cual debemos tomar medidas preventivas, pues “existen muchos otros siniestros y tenemos que estar preparados para cualquiera”.

Redacción

Deja un comentario