7 tips para mantenerse a flote

peque1De acuerdo con la encuesta Regus Business Tracker, dos tercios de las empresas son optimistas y piensan aumentar sus ingresos durante 2010, además de esperar prontamente la recuperación económica para finales del verano.

Sin embargo no todo lo que se espera y se desea es fin para garantizarlo, las empresas entonces tendrán que demostrar haber aprendido de los errores y de los momentos en que más bajo han llegado durante 2008-2009, para redefinir posturas, cambiar estrategias y modificar su forma de actuar.  Además tendrán que hacerlo antes de que inicie la recuperación económica y no mantenerse a la espera.

Teniendo en cuanta dicha visión van  7 tips para que las empresas pongan en práctica este 2010 y no sólo se mantengan a flote, sino que recuperen sus ganancias, aumenten su eficiencia y productividad.

1. Piense en pequeño. Las empresas de todos los tamaños podrían aprender del ejemplo de las pequeñas empresas. El estudio Regus Business Tracker mostró que las empresas de menos de 50 empleados esperan el 2010 con más optimismo que las empresas de mayor tamaño, lo que hace pensar que van a ser las primeras las que lideren la recuperación económica. También se ha visto que las empresas pequeñas son más emprendedoras y se orientan más al exterior, dedicando casi toda su energía a la comercialización y al cuidado de la cartera de clientes, mientras que las grandes empresas se debaten con problemas internos como la gestión de costes y de personal.

2. Eche un vistazo al resto del mundo. Si se van a orientar al exterior, las empresas no deberían dejar que ante ellas se interpongan fronteras internacionales; China, India y otras economías emergentes tienen un enorme potencial de crecimiento. Con unas telecomunicaciones cada vez más avanzadas y más económicas, hacer negocios en el extranjero puede servir de base para un futuro crecimiento.

Pero tenga muy en cuenta que hacer un estudio de los nuevos mercados y encontrar socios internacionales adecuados es fundamental. De fallar alguna de estas dos premisas, los costes pueden llegar a descontrolarse

3. Trabaje de forma más inteligente. Las empresas de todo el mundo están analizando con lupa el coste de su personal, pero muchas de ellas olvidan analizar otros costes fijos. Para la mayoría de las empresas los gastos inmobiliarios son la segunda mayor partida de gastos generales fijos. Y, sin embargo, el 95% de ellas no la tienen en cuenta como fuente importante de ahorro potencial. En lugar de embarcarse en contratos de alquiler costosos y a largo plazo, deberían buscar contratos más flexibles, como alquileres de corto y medio plazo u oficinas virtuales. El trabajo flexible puede contribuir a reducir los costes inmobiliarios de una empresa hasta en un 60%, además de ayudar a aumentar la motivación del personal.

4. Piense en el medio ambiente. Aproveche la oportunidad de disponer de tecnologías energéticamente más eficientes. Los sistemas de ahorro energético como monitores de consumo y clima controlado y una correcta iluminación pueden contribuir a recortar considerablemente las facturas de consumos. Existen organizaciones como la Comisión Federal de Electricidad que le puede asesorar sobre el ahorro energético.

Además, el trabajo virtual y flexible contribuye a reducir los costes de desplazamiento de una empresa y a disminuir la huella de carbono de sus empleados.

5. Mire a su alrededor. Con recuperación o sin ella, algunos sectores han prosperado, incluso durante la recesión. El sector de las telecomunicaciones, por ejemplo, mantiene su fortaleza en todo el mundo: muchos países en vías de desarrollo están instalando tecnologías de telefonía móvil. La tecnología sostenible también funciona bien, gracias a las elevadas inversiones que se han realizado en el sector.

Las empresas de todos los tamaños deberían buscar la manera de aprovechar las oportunidades que ofrecen los sectores más prósperos y no verse atrapadas en prácticas de gestión rutinarias que les impidan vislumbrar otras posibilidades.

6. Subcontrate. Las empresas deberían centrarse en las actividades que generan ingresos y subcontratar el resto. Los servicios inmobiliarios, administrativos y de asistencia los pueden realizar otras empresas como Regus, proveedor líder en ofrecer soluciones de trabajo para oficina, dejando a los empresarios que se concentren en lo que saben hacer mejor.

7. Trabaje en red. Le guste o no le guste, el trabajo en red es imprescindible para encontrar nuevos clientes y contactos, además de para recoger información y obtener asesoramiento. Es una de las formas más sencillas de generar negocios.

De vuelta al trabajo después del Año Nuevo, muchas personas ya tendrán trazado su plan de buenos propósitos para el año 2010: gimnasio, dieta y recorte de carbohidratos. Para que los dos tercios de las empresas que prevén un aumento de sus ingresos durante el próximo año vean hacerse realidad sus expectativas, puede que tengan que tomarse más en serio algunos de sus propósitos para el 2010 y mantenerse firmes en ellos.

Cati Cerda, Directora General de Regus México

Deja un comentario