Cómo logar que la nube no se convierta en tormenta

empresarios3Siempre surgen nuevas maneras de innovar lo ya revolucionado, este es el caso del concepto de “Cloud” o Nube. Si bien el enfoque de la filosofía de “Cloud” se orienta a “Cloud Computing”, que contiene a “Cloud Storage” -y a todo lo que en un centro de datos podamos encontrar- la idea esencial es adquirir mediante una conexión de internet o comunicaciones remotas todo el potencial de un centro de datos sin la necesidad de invertir en él.

Esto se logra mediante el también ya conocido Hosting, pero llevado a un nivel superior en donde los usuarios de este servicio se alejan en buena medida de las preocupaciones y gastos que conlleva tener un centro de datos propio. La verdadera revolución y lo que diferencia el “Cloud” de un “Hosting” es el modo de operar y de administrar, pues el nivel de servicio es total, es decir; si lo que se busca es tener un servidor con una base de datos para las aplicaciones de nómina, sólo se requiere realizar la configuración desde un menú, tal como se hace hoy día en las páginas de las automotrices donde se puede elegir el color del auto, los interiores, tapicería, accesorios internos y externos, modelo de rines y llantas, quedando al final hecho a la medida del gusto o de las necesidades.

Así es como el “Cloud” funciona, y si nos dirigimos a los medios de almacenamiento podemos decir que el valor no sólo radica en la optimización en costos, espacio de colocación, aire acondicionado, mantenimiento y personal que lo administre, sino en el valor que el software aporta a este tipo de soluciones en donde la administración es esencial en todos los sentidos ya que esta se trasladada desde los usuarios a los administradores del “Cloud” y es aquí en donde se multiplica la necesidad, no sólo de contar con los mejores equipos y software, es aquí en donde el factor humano toma un sentido superior de importancia y también se necesita contar con los mejores administradores, ya que sin ellos, la Nube se convertiría en un verdadero dolor de cabeza.

El “Cloud” toma la totalidad del control y se convierte en un contacto en la pared desde el cual podemos satisfacer todas nuestras necesidades de procesamiento, almacenamiento y administración. Si usted es dueño de una empresa debe de considerar  utilizar de mejor manera los recursos financieros y enfocarlos en hacer crecer su empresa, sin tener que preocuparse por invertir en un recurso que puede obtener y que está hecho a la medida de sus necesidades, sin excesos o redundancias innecesarias.

La nube llegó para quedarse y poco a poco irá creciendo y será más común su empleo, debemos mantenernos atentos sobre los proveedores de este servicio, los cuales seguramente obedecerán a reglas y normatividades hechas justamente para que no se pierda el sentido de la administración y la nube no se convierta en tormenta.

Alberto R. Uribe Iturbe
Business Consultant para Hitachi Data Systems

Deja un comentario