Alcance la Flexibilidad

Hoy en día el término “flexible” se ha vuelto muy utilizable en las organizaciones. No solo en lo personal, sino también en la operación de la empresa.

Una de las grandes ventajas de ser flexible es la adaptabilidad que se tienen al  operar conforme a las necesidades del mercado, que dicho sea de paso, sufre cambios día con día, éstos pueden ser internos o externos; por lo anterior  es necesario tener la capacidad  de adaptación para así seguir siendo competitivos y mantenernos en el gusto de nuestros clientes.

No vivamos de “glorias” o  “triunfos” pasados, vivamos el hoy, a la vanguardia de lo que está  necesitando como empresa. Los procesos de negocio que funcionaron en el pasado, no necesariamente funcionan hoy, lo que puede llevarnos a perder participación en el merado, sin embargo para cambiar es necesario romper paradigmas y probar la flexibilidad.

Si usted es dúctil, haga que su organización también lo sea. ¿Hoy opera en un sistema que se adapta a sus necesidades? ¿Utiliza una herramienta de control flexible? En ocasiones es importante hacer un alto y pensar ¿cómo es que está operando mi empresa?, ¿qué es lo que está trazando el futuro de mi organización? Hoy en día las decisiones que se tienen que tomar deben ser sustentadas en información real, probablemente no nos garantice al 100% el éxito, pero que si un alto grado de confiabilidad en que lo podremos lograr. Esta información no basta con que esté disponible, sino es necesario poder analizar de muchas formas  poder reaccionar rápidamente, modificando procesos de negocios, reportes de control, mediciones, etc.

Enfocando el significado de flexible en la herramienta que le ayuda al control de su empresa, analizaremos las siguientes definiciones:

Puede doblarse fácilmente sin partirse. Es importante que toda la operación de la empresa esté sobre una misma plataforma.

Se acomoda fácilmente a distintas situaciones o propuestas de otros.  Los requerimientos que se tengan por departamento y/o usuario puedan adaptarse en la pantalla de uso, permitiendo un mejor desempeño y productividad en la organización

No es rígido. El sistema se adapta a las necesidades de la organización, y no la organización al sistema. Gracias a la flexibilidad con la que opera la herramienta, no se vuelve un sistema rígido.

Una empresa sin una herramienta de control de operación, difícilmente puede incorporarse en la lista de empresas altamente competitivas, aunque cuente con una estructura organizacional adecuada o una dirección eficiente, si no tiene los elementos necesarios para evaluar si los hechos van hacia el objetivo deseado, no podrá tomar decisiones que trasciendan en su empresa.

Alcance la flexibilidad en su organización, haciendo de cada proceso, un proceso controlado a través de gente y herramientas flexibles.
Vanesa Campos, directora de Mercadotecnia en Kepler México

Deja un comentario