Entérate de tu situación en el Buró de Crédito

Por lo general tenemos la idea  de que aparecer en el Buró de Crédito es la peor referencia cuando estamos en busca de un préstamo, lo cierto es que todas las personas que alguna vez han obtenido una tarjeta de crédito comercial, una tarjeta bancaria u otro tipo de préstamo o servicio (por ejemplo de telefonía celular o televisión de paga) están en esta lista con buenas o malas referencias.
Las instituciones que se encargan de llevar el historial son conocidas como Sociedades de Información Crediticia (SIC) y están autorizadas y reguladas por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, el Banco de México, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores y la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros.

El objetivo de estas entidades es minimizar el riesgo que un organismo adquiere al otorgar un crédito, lo cual significa que la institución financiera utiliza la información de la SIC como referencia del cliente y es exclusivamente su decisión otorgar o negar un préstamo.

Para personas físicas la información existente en el Buró de Crédito es guardada durante 84 meses (siete años), en el caso de las personas morales permanece indefinidamente.

Debes saber que la entidad a la que le pides el préstamo sólo puede solicitar tu historial con tu autorización por eso es que la mayoría cuentan entre sus requisitos un documento firmado donde accedes a esta consulta.

Si quieres conocer el estado de tu historial crediticio puedes hacerlo a través de dos SIC: Círculo de Crédito y Buró de Crédito. Ambas están obligadas a entregarte tu Reporte de Crédito Especial cada vez que lo solicites, este servicio es gratuito una vez al año vía internet, teléfono o acudiendo directamente a las oficinas, en caso de solicitarlo más una vez en el año o pedir que te sea entregado mediante fax o correo postal tiene un costo.

Puedes pedir el reporte en www.burodecredito.com.mx y www.circulodecredito.com.mx te será entregado en un plazo de cinco días
Si no estás de acuerdo con la información ahí descrita puedes solicitar una aclaración donde expliques el motivo de tu desacuerdo.

Piensa que al final es bueno formar un historial crediticio pues es una herramienta más tu favor cuando requieres de un préstamo o simplemente aumentar tu línea de crédito en una tarjeta, por ello, organiza tus pagos para mantenerlo siempre limpio y si tienes algún problema para pagar puedes acercarte a la institución financiera para solicitar la reestructuración de la deuda.

Ariadna Cruz

Deja un comentario