Abre un estudio fotográfico

Atrapar en una imagen la belleza del mundo o guardar para siempre un recuerdo, tiene implicaciones que van más allá del arte, en los últimos años la captura de imágenes ha expandido sus fronteras mercantiles, abriendo un abanico inagotable de posibilidades.

Por ello, si deseas abrir un estudio fotográfico debes analizar todos los aspectos para convertir tu establecimiento en un negocio viable, esto lo puedes lograr armando un Plan de Negocios que incluye:

Estudio de mercado

Te brindará un panorama completo sobre los hábitos de compra y necesidades que tienen tus futuros clientes; así como analizará los servicios de tu competencia para sacarles la mejor ventaja.

Para complementarlo lo anterior realiza un diagnóstico FODA, mediante el cual conocerás las fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas que enfrentará tu estudio, brindándote un valioso apoyo en la toma de decisiones.

Localización e instalaciones

Este aspecto contribuirá en gran medida a garantizar el éxito o fracaso de tu negocio. Por eso procura instalarlo en las arterias más transitadas de tu ciudad o en sitios habitualmente concurridos.

Se sugiere que un estudio fotográfico ocupe un local de por lo menos 42 m2, ya que por la naturaleza del giro deberás ubicar las siguientes áreas: recepción, bodega, cuarto oscuro, área de fotografía, baños y vestidores.

Equipo y materiales básicos

El estudio debe contar con papelería, muebles de oficina y el equipo necesario para su operación. Abrir un estudio fotográfico de manera independiente requiere entre 200 y 300 mil pesos.

Si necesitas asesoría sobre los esquemas de financiamiento que más te convienen, acude a un Centro de Desarrollo Estatal o, a la Asociación Latinoamericana de Micros, Pequeños y Medianos Empresarios (ALAMPYME).

Básicamente, para comenzar tu negocio requieres algunos de los siguientes artículos:

– Cámaras fotográficas

– Ampliadora b/n y a color

– Equipo de iluminación

– Películas

– Lámpara de seguridad naranja

– Juego de charolas 12×16

– Jarra mezcladora de un litro

– Tanque de revelado

– Exposímetro

– Tripié

Prestación del servicio

Antes que todo, debes mantener limpio y ordenado tu establecimiento. Asimismo, necesitas establecer un horario acorde con las necesidades de tus consumidores. Al llegar un cliente es imperioso brindarle atención personal, amable e inmediata.

Personal

Al inicio sólo requieres un fotógrafo, un encargado del estudio y un contador.

Es común que al principio seas tú quien administre el negocio. Para hacerlo adecuadamente infórmate sobre la planeación, organización y control de todos los elementos que hacen posible el desempeño de las tareas cotidianas.

Imagen gráfica

Tiene como fin proyectar calidad y profesionalismo. Para lograrlo es recomendable buscar un original; diseñar un logotipo, uniformar al personal, entre otras cosas; pero lo más importante siempre será ofrecer buena atención y servicio.

Innovación

Entre las ideas novedosas que puedes implementar están las siguientes: brindar un servicio personalizado, horario más extenso, diseña cursos en distintos niveles, ofrece diversos paquetes, descuentos y promociones, etc.

Trámites

Realiza los trámites correspondientes para su iniciar la operación de tu negocio conforme a la ley. Para cumplir esos trámites es recomendable que te acerques a especialistas como: notarios o corredores públicos.

Karina Hernández Barrera

2 thoughts on “Abre un estudio fotográfico

Deja un comentario