La importancia de la movilidad social(1ra Parte)

Las últimas investigaciones sugieren que el networking social móvil está despegando – pero sólo entre las generaciones más jóvenes. ¿Cuáles son los factores que obstaculizan su adopción masiva?La ‘Próxima Generación’ adoptó la telefonía celular y la participación en las tecnologías sociales. Constituye la primera ola de consumidores totalmente inmersos en la cultura de la telefonía celular y son los que realmente “entienden” el networking y las aplicaciones sociales. Si combinamos ambos, terminamos con una revolución en la computación social.

Pero ¿cuál es actualmente el estado de situación en este espacio emergente?, ¿Las políticas de tecnología se interponen en su progreso? y ¿Cuáles son las aplicaciones que la impulsan?

Según el informe ‘Smartphone Future 2010–2014’ de Portio Research, los teléfonos inteligentes sumaban el 13.8% del número total de terminales que se vendieron durante 2009. Se estima que dicho porcentaje alcanzará el 24.9% hacia fines de 2014, con enormes expectativas de crecimiento para los mercados emergentes como India y Nigeria. Este sector de mercado en rápida expansión repercute en términos de la adopción de la computación social, con consumidores ávidos por absorber la cultura del networking social  y medios compartidos a través de sus terminales de alta gama.

Ciertamente, ComScore reconoce que de los 1.1 mil millones de usuarios activos de Internet en todo el mundo, 738 millones son usuarios asiduos de los sitios de networking social – alrededor del 67%. Si los sumamos a los usuarios frecuentes de otras opciones de computación social como el blogging, las cifras alcanzan el 76%. En la actualidad, los consumidores destinan aproximadamente el 42% del tiempo que pasan en línea a los servicios de networking social, pero lo más interesante es la metodología de acceso en línea.

Una publicación fascinante de leer es el estudio reciente de los usuarios de networking social en Japón (donde suelen desarrollarse las tendencias de la cultura tecnológica) realizado por Mobile Marketing Data Labs. Revela que solo el 75.4% de los consumidores japoneses acceden a sus servicios de computación social desde sus celulares. Eso se compara con apenas un 2% que dijo acceder a estos servicios a través de su PC. Esta es la tendencia que impera en el mundo desarrollado. En estas regiones hay más personas con acceso a celulares que a computadoras, por lo que rápidamente adoptaron los servicios emergentes de networking social.

En Europa, según un informe reciente de Forrester llamado ‘Why Mobile Could Reinvent Social Computing’ (Por qué la tecnología móvil podría reinventar la computación social) (de octubre de 2009), un promedio del 7% de las personas entre 16 y 24 años de edad ya acceden a los sitios de networking social desde sus teléfonos celulares, comparado con el 3% de los consumidores de servicios en línea de toda Europa. Asimismo, un informe del JRC Institute for Prospective Technological Studies, ‘The Impact of Social Computing on the EU Information Society and Economy’ (El impacto de la computación social en la sociedad de la información y la economía de la UE), revela que hacia fines de 2008, el 41% de los usuarios de Internet de la UE participaban en actividades de computación social, una cifra que subía al 64% al incluir solamente a los usuarios menores de 24 años.

Según el mismo informe de Forrester, “los teléfonos móviles tienen el potencial de convertirse en el eje de las actividades de la Computación Social”. Esto no nos toma por sorpresa, ya que ambas tecnologías existen para mejorar la comunicación. Sólo piensen en YouTube como un ejemplo de la combinación perfecta entre un teléfono equipado con cámara de video y la cultura de compartir en línea. Su éxito es de tal magnitud que si YouTube fuese un país, sería el tercero en población en todo el mundo. Esto sirve para demostrar que para poner en marcha una revolución basta con tener el catalizador apropiado.

Durante años, las personas soñamos con una sociedad ‘siempre conectada’ en la que una combinación de redes WiFi y banda ancha permitiera la disponibilidad de Internet todo el día, estemos donde estemos. Para la mayoría, la realidad ha sido más bien ‘no siempre disponible cuando más se la necesita’. Sin embargo, como lo demuestra la Próxima Generación, no necesariamente tiene que ser ese el caso si uno está preparado para dar el salto desde la banda ancha fija a la banda ancha móvil.

El estudio ‘Mobile Broadband Study’ (Estudio sobre la banda ancha móvil), que publicó recientemente CCS Insight, sugiere que la banda ancha móvil hará explosión este año en Europa, con cifras de suscriptores y ganancias que se duplicarán hacia 2011. En otras partes, esa explosión ya es un hecho. Según Alexei Poliakov, un analista con un interés particular en el mercado móvil de Japón, la penetración de banda ancha móvil de 3G en Japón ya alcanzó el 95% del mercado, y el 84.3% de los consumidores móviles contratan planes de datos 3G.

El tipo de penetración de la tecnología 3G que se evidencia en Japón promueve el desarrollo temprano de una cultura de networking social localizada. Twitter cuenta con alrededor de medio millón de usuarios japoneses y Facebook tiene 1.5 millones, mientras que la red Mixi, de origen casero, cuenta con la impresionante cifra de 17 millones. Estas redes apelan a la cultura de los videojuegos tan arraigada en Japón – y ellos no temen cobrar por los contenidos premium.

The Review (Gemalto): Febrero de 2010
Descripción: Investi

Deja un comentario