Oportunidad en industria de alimentos y bebidas

Consecuencia del aumento en la población de México que registró un  crecimiento acumulado de 19.84% en los últimos 10 años, la industria de alimentos y bebidas, tiene buenas perspectivas de progresar, así lo estima  el Informe Semanal para la Dirección de Empresas, Tendencias.  Analistas señalan que al incrementar el Producto Interno Bruto (PIB) por encima del crecimiento demográfico, la población tendrá mayores recursos, que destinará principalmente a mejorar su alimentación, tanto en cantidad como calidad, lo que justifica las buenas perspectivas para este sector.

El inconveniente, de acuerdo con los especialistas, es que si bien las industrias básicas se verán beneficiadas, las más elaboradas tendrán que trasladar el aumento de precios a sus clientes finales, quienes podrían buscar otras opciones.

Este análisis también afirma que el sector de insumos textiles ha caído un 43.74%, las prendas de vestir 30.26%, los productos textiles 12.02%, cuero y piel 20.05%, estas cifras negativas se deben en gran medida a la incursión de China en el mercado mexicano, la piratería y el contrabando.

La madera y fabricación de muebles son otros sectores que han registrado pérdidas a diferencia de la industria del papel que ha crecido un 24.25%.

El informe señala como un caso lamentable la caída de 34.12% en cuanto a fabricación de equipo de cómputo, pues indica como ventaja de México la gran capacidad de producción y la cercanía con Estados Unidos, no obstante, China e India han sabido implementar programas exitosos con los que ya superan al país.

Tendencias apunta que en los primeros diez años de este milenio la actividad industrial en el país ha avanzado mínimamente, apenas ha crecido 6%, y califica como un fracaso absoluto la inexistente política industrial, no obstante señala que no todos los sectores se han vistos afectados.

En ese sentido considera que después de la crisis de 2009 quedó claro que la industria se enfocará en la eficiencia en costos para competir globalmente, por lo que el sector del transporte, así como maquinaria y equipo, mantendrán un crecimiento importante en los años siguientes.

De forma contraria las industrias metálicas básicas cayeron 5.83% y la fabricación de productos metálicos 5.02%, así mismo los productos derivados del petróleo sólo han registrado un mínimo aumento de 2.87% y la del plástico 0.90%.

Ante este panorama el informe advierte que para superar cualquier crisis, primero es fundamental hacer un diagnóstico correcto y lo más cercano a la realidad, de lo contrario, la solución tendrá pocas posibilidades de éxito.

Ariadna Cruz

Deja un comentario