El Futuro de la Red

El complejo escenario económico que experimentamos durante los últimos meses en todo el mundo provocó que muchas empresas redujeran su inversión en diversas áreas de las compañías; sin embargo, las innovaciones tecnológicas perduraron y hoy más que nunca es fundamental conocer bien todas las alternativas que se tienen al alcance para reducir costos, obtener mayor flexibilidad y volverse mucho más eficientes.

Además, es inevitable pensar hacia dónde se dirige la tecnología y cuál será el futuro de las redes empresariales para el 2015. Las compañías necesitan adoptar soluciones hoy que les permitan prepararse para cualquier escenario posible y para prosperar en una economía cada vez más cambiante e impredecible. Con base en lo anterior, las empresas deben conocer la relevancia de un centro de datos convergente.

La convergencia del centro de datos, es decir la integración de la red, los servidores y el almacenamiento, permite que todos los recursos sean escalables para satisfacer nuevas demandas de aplicaciones, y se puedan compartir en toda la empresa. En este sentido HP ProCurve predice 5 tendencias para los siguientes 5 años y cómo los negocios serán capaces de adaptarse con el surgimiento de estas tecnologías.

1.    Convergencia del Centro de Datos: La virtualización ha cambiado el enfoque de las compañías hacia diferentes componentes del centro de datos. En este sentido, necesitarán ser capaces de empatar la capacidad de la red con las nuevas tecnologías creadas para maximizar la convergencia. En el futuro veremos la verdadera convergencia informática de almacenamiento y redes en el data center, lo que redefinirá de manera fundamental cómo son construidos, operados y administrados los sistemas.

2.    Virtualización del escritorio: En el futuro la virtualización evolucionará hacia máquinas virtuales convirtiéndose en lo normal para plataformas de cómputo personal. Una Infraestructura Convergente ayudará a expandir fácilmente la virtualización en el escritorio, proporcionando finalmente manejabilidad y seguridad mejoradas con herramientas para cumplir con las regulaciones y la continuidad de los negocios en caso de desastre, pérdida de datos o interrupción de la fuerza de trabajo. El riesgo del negocio se disminuirá y la productividad del usuario final aumentará.

3.    Redes inalámbricas: La conveniencia y utilidad de nuevas tecnologías portátiles está empujando a la industria a convertirse en un mundo inalámbrico. Sin embargo, el mundo nunca será capaz de ser completamente inalámbrico; siempre existirá la necesidad de mover cantidades masivas de información, que es más eficiente en redes cableadas, además de que existe el hecho de que la comunicación inalámbrica consume espacio y energía.

4.    Redes inteligentes: Con crecimiento exponencial de Internet se considera que el mejor lugar para la inteligencia en la red está en los puntos finales de la misma. Sin embargo, el modelo se ve comprometido por implementaciones con problemas de seguridad y calidad del servicio. Se plantea la cuestión de cómo será la inteligencia de la red en el futuro y cómo las compañías tendrán que determinar si desean sacrificar la innovación de servicios diferenciados por una red más segura.

5.    Nubes Internas: En lugar de funcionar con el rol tradicional, las empresas de TI se convertirán en proveedores de “nubes” internas para sus usuarios (cloud computing por su nombre en inglés). Esta flexibilidad permitirá a los usuarios mover aplicaciones y servicios hacia un proveedor externo de red, uno interno, o una combinación de ambas, dependiendo de qué sea más rentable. Será necesario contar con diversas tecnologías para lograr esta transición sin contratiempos.

En conclusión el centro de datos convergente es la base para el futuro de las redes empresariales y es importante analizar bien sus ventajas y desventajas. Asimismo, en los próximos meses las empresas empezarán a hablar de lo que implica contar con convergencia total para mejorar la capacidad de la red, con el fin de soportar las nuevas aplicaciones. Otro tema que también habrá que contemplar es la necesidad de herramientas de administración para controlar en un solo panel lo que ocurre en la infraestructura de red, el servidor y los equipos de almacenamiento; sin duda, será interesante observar cómo supera la industria todos estos retos.

Paul Congdon, Director Global de Tecnología HP ProCurve

Deja un comentario