SHCP informa situación financiera y deuda pública a febrero de 2010.

De acuerdo a información de la Secretaria de Hacienda y Crédito Público los principales resultados durante enero-febrero de 2010 están determinados  por  un superávit público de 22.9 mil millones de pesos y si se excluye la inversión de PEMEX, el balance público presenta un superávit de 63.9 mil millones de pesos, resultados congruentes con el déficit presupuestario aprobado para el año.

Los ingresos presupuestarios fueron mayores en 8.1 por ciento real respecto al mismo periodo del año anterior, debido principalmente a mayores ingresos petroleros y tributarios no petroleros que aumentaron en términos reales en 20.7 y 12.7 por ciento, respectivamente.

El gasto neto se incrementó 1.4 por ciento en términos reales respecto a igual periodo del año anterior. En el gasto programable sobresalen los recursos para educación, seguridad social, asistencia social y energía.

El gasto federalizado aumentó 0.9 por ciento en términos reales respecto a enerofebrero de 2009. Las participaciones aumentaron en 21.8 por ciento.

El saldo de la deuda interna neta del sector público federal disminuyó en 25.0 mil millones de pesos y el saldo de la deuda externa neta del sector público federal aumentó en 2.5 mil millones de dólares con respecto al cierre de 2009.

Evolución de las finanzas públicas durante enero-febrero A febrero de 2010 el balance público registró un superávit de 22.9 mil millones de pesos.

Por su parte, el balance primario presenta un superávit de 49.6 mil millones de pesos. Si se excluye la inversión de PEMEX, el balance público presenta un superávit de 63.9 mil millones de pesos. Estos resultados son congruentes con el déficit presupuestario aprobado para 2010, de acuerdo con lo señalado en el Artículo 17 de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria.

Mientras que los ingresos presupuestarios del sector público durante dicho periodo fueron de 497.2 mil millones de pesos, cifra 8.1 por ciento superior en términos reales a la registrada en el mismo periodo del año anterior.

Respecto a la evolución de los principales rubros de ingresos tributarios no petroleros ascendieron a 253.5 mil millones de pesos, cifra 12.7 por ciento superior en términos reales a la registrada en enerofebrero del año anterior. La recaudación del IVA e ISR-IETU-IDE aumentó en 20.0 y 8.4 por ciento real, respectivamente.

Los ingresos petroleros (que comprenden los ingresos propios de PEMEX, el IEPS de gasolinas y diesel, los derechos sobre hidrocarburos y el impuesto a los rendimientos petroleros) ascendieron a 146.5 mil millones de pesos y resultaron mayores en 20.7 por ciento en términos reales a los del mismo periodo de 2009.

Este resultado se explica principalmente por el mayor precio de exportación de la mezcla mexicana de petróleo (71.1 dpb comparado con 35.5 dpb durante el mismo periodo del año anterior), el cual fue compensado parcialmente por la apreciación del tipo de cambio de 9.9 por ciento que se registró respecto al mismo periodo del año anterior, el mayor precio de las importaciones de gasolinas por 69.4 por ciento y las caídas en las plataformas de producción y exportación de 3.6 y 10.0 por ciento, respectivamente.

Los ingresos de las entidades de control presupuestario directo distintas de PEMEX ascendieron a 67.5 mil millones de pesos, lo que representó un decremento de 7.9 por ciento real respecto al mismo periodo del año anterior. Esto se explica principalmente por un menor precio medio de la electricidad.

Los ingresos no tributarios no petroleros fueron de 29.6 mil millones de pesos, monto inferior en términos reales en 26.7 por ciento con respecto al mismo periodo del año anterior.

Durante los primeros dos meses del año, el gasto neto presupuestario del sector público ascendió a 475.2 mil millones de pesos, monto 1.4 por ciento mayor en términos reales al observado en igual periodo de 2009.

El gasto programable pagado sumó 344.5 mil millones de pesos, nivel inferior en 2.0 por ciento en términos reales al del mismo periodo del año anterior, debido al esfuerzo que se llevó a cabo por anticipar el calendario de gasto como parte de las acciones contracíclicas durante 2009.
En este rubro sobresalen los recursos que se canalizaron para educación, seguridad social,
asistencia social, ciencia y tecnología, así como la inversión en el sector energetico.

Los recursos transferidos a las entidades federativas y municipios a través de participaciones, aportaciones federales, convenios de descentralización y reasignación aumentaron 0.9 por ciento real. Las participaciones aumentaron 21.8 por ciento en términos reales debido a la mayor recaudación federal participable, mientras que el resto de los recursos que se canalizaron a los gobiernos de las entidades federativas y de los municipios disminuyeron 11.8 por ciento reales anuales.

El costo financiero del sector público se ubicó en 24.6 mil millones de pesos, nivel 26.0 por ciento inferior en términos reales al registrado en el mismo periodo del año previo, debido tanto a menores tasas de interés como a la apreciación del tipo de cambio.

El saldo de la deuda interna neta del Gobierno Federal al cierre de febrero fue de 2 billones
470.9 mil millones de pesos, monto inferior en 0.5 mil millones de pesos al registrado al cierre de diciembre de 2009.

La variación de los saldos se explica por un endeudamiento neto por 56.5 mil millones de pesos, por ajustes contables a la alza de la deuda indexada a la inflación por 11.0 mil millones de pesos y por un incremento en las disponibilidades del Gobierno Federal por
68.0 mil millones de pesos.

El saldo de la deuda externa neta del Gobierno Federal en febrero fue de 46.8 mil millones de dólares, cifra superior en 0.6 mil millones de dólares a la observada al cierre de

Redacción

Deja un comentario