Ventajas de un servidor

La tarea de un servidor dentro de una red empresarial es proveer distintos servicios a otras computadoras tales como el almacenamiento de archivos, la distribución de algunas aplicaciones, el control de impresoras o MODEM, gracias a lo cual los equipos denominados clientes pueden correr de manera más eficiente.

Aunque hay quienes optan por utilizar cualquier computadora para convertirla en el servidor de la red, la realidad es que existen soluciones especialmente diseñadas para este fin, por ejemplo los procesadores.

La firma fabricante de procesadores Intel lanzó su producto Xeon 3400 en octubre de año pasado, mismo que fue diseñado para PyMEs y ha tenido éxito entre los empresarios, “la respuesta ha sido muy buena, la información que tenemos de los canales de distribución es que es un producto que se ha demandado cada vez más porque es más la consciencia que está tomando el pequeño empresario en invertir en tecnología”, aseguró en entrevista Hiram Monroy, director de negocios de Intel México.

Este producto fue pensado para empresas que usan una computadora como servidor pero ya consideran migrar su operación a un verdadero servidor que les permita ejecutar tareas relacionadas con correo electrónico, archivos, impresión y Web dinámica de un modo más eficiente.

Hiram señaló que pese a la crisis financiera este procesador registra ventas importantes ya que ofrece tiempos de respuesta hasta un 56% más rápidos, una capacidad de memoria de 32 GB, menor consumo de energía, opciones de respaldo y seguridad, reducción de espacio físico y una tecnología que ajusta el desempeño de los núcleos de acuerdo a las cargas de trabajo.

“Hemos identificado que las PyMes se están decidiendo a invertir en tecnología, están rompiendo con los mitos de que un servidor sólo era para una gran empresa y en eso los costos han ayudado mucho, hoy un servidor puede costar desde 10 mil pesos y es un equipo que no necesariamente debe estar en una caja negra en donde nadie lo pueda operar”, apuntó el directivo.

Para completar su familia para servidores, Intel lanzó dos nuevos procesadores, el Xeon 7500 destinado a grandes centros de datos con aplicaciones de emisión crítica que permite consolidar 20 servidores en uno y el Xeon 5600 para segmentos de alto desempeño y cómputo de nube, que reduce en un 30% el consumo de energía y presenta varias funcionalidades de seguridad.

Ariadna Cruz

Deja un comentario