Convierte a tu empresa en el alma de la fiesta

¿Eres de los que nunca se pierde una celebración? Entonces, sácale provecho a tu espíritu festivo abriendo un salón de fiestas, aquí te mostramos cómo hacerlo.

Antes de invertir es necesario elaborar un Plan de Negocios, que tome en cuenta los siguientes aspectos:

1. ESTUDIO DE MERCADO. Tiene como fin principal identificar las necesidades de tus clientes potenciales y también, conocer a la competencia, para esto puedes realizar una encuesta que incluya las siguientes preguntas:

– ¿Cuáles son las características que busca la gente en un salón de fiestas?

– ¿Cuánto está dispuesta a pagar por los servicios?

Es recomendable el empleo de un Diagnóstico FODA (Fortalezas,Oportunidades, Debilidades y Amenazas) para analizar con mayor certeza a los establecimientos del mismo giro.

2. UBICACIÓN E INSTALACIONES. Como en cualquier otro negocio, es importante ubicar el establecimiento en una zona de tránsito habitual.

En cuanto a las instalaciones, lo primero que se debe hacer es verificar que el terreno cuente con todos los permisos de uso de suelo, igualmente, se debe considerar que las dimensiones del lugar cumplan con las normas de protección civil.

El tamaño mínimo para un salón de fiestas para albergar entre 50 y 100 personas es de 100 a 120m2. Las áreas con que debe contar el lugar son:

– Estacionamiento (o sistema de valet parking).

– Entrada principal.

– Salida de emergencia.

– Al menos dos baños (hombres y mujeres).

– Planta de luz de emergencia.

– Pisos de uso rudo (la cerámica es el material más recomendable).

– Cocina o almacén para guardar alimentos.

3. EQUIPO. Al principio lo mejor es comprar sólo el equipo necesario para la operación del negocio con las características óptimas para atender la demanda del servicio:

– Mesas y sillas. Para negocios pequeños lo mejor es comprar mesas redondas para 10 comensales, que no sean de plástico, pues su resistencia es mínima.

– Vajilla. Se debe procurar elegir una que pueda usarse para diferentes eventos. Las vajillas de porcelana son una de las mejores opciones.

– Mantelería. Es recomendable comprar 2 o 3 opciones para variar en los diferentes eventos. El blanco es un color que se puede usar como base.

– Equipo de mesa. Incluye charolas, cucharones, cubiertos, paneras, vasos, etc.

– Equipo de iluminación. Puede rentarse en caso de no contar con los recursos suficientes para adquirir uno propio.

– Equipo de cocina. Lo básico es tener una estufa con horno, lava trastes y refrigerador con congelador.

4. ALIANZAS. Establecer alianzas comerciales ayuda a fortalecer el negocio, bajar los costos y ofrecer un mejor servicio. Un salón de fiestas puede asociarse con empresas que ofrezcan servicios de banquetes, fotografía y grabación, espectáculos musicales, luz y sonido, etc. Así el cliente podrá contar con todo lo necesario para realizar el evento de sus sueños.

5. PERSONAL. Para el funcionamiento adecuado de una empresa como ésta se requiere contratar al siguiente personal:

– Director general. Coordina a los meseros, proveedores y cocineros, asimismo, supervisa la efectiva operación de los eventos.

– Capitán de meseros. Vigila el funcionamiento de cada evento, hace las reservaciones, contrata los servicios externos que son necesarios para que todo salga como el cliente lo desea.

– Meseros. Su labor es estratégica, ya que además de servir la mesa, atienden a los invitados.

– Personal de limpieza. Tienen que mantener todas las áreas del salón en perfectas condiciones.

– Cocineros. Preparan los alimentos y se encargan de que todo se sirva en los tiempos indicados.

– Contador. Se encarga de que el dueño cumpla con todas las obligaciones fiscales, registra y ordena las entradas y salidas de dinero.

En cualquiera de los cargos la capacitación constante es un elemento clave para que la empresa se mantenga en constante crecimiento.

6. PRESTACION DEL SERVICIO. La firma de contratos resulta fundamental en este negocio ya que, en primer lugar, es una garantía para el cliente y el empresario, igualmente, su importancia radica en que describe cada materia prima, equipo, personal, etc, necesario para el evento. La prestación del servicio en un salón de fiestas incluye:

– Recibir a los invitados.

– Atender y limpiar tanto los baños, como el salón.

– Limpiar y almacenar todo el equipo empleado en el evento.

Es recomendable tener todo listo con al menos 4 horas de anticipación, para prever contratiempos.

Las liquidaciones de los eventos deben hacerse con un mínimo de 3 días antes para que el empresario pueda operar eficazmente.

7. IMAGEN CORPORATIVA. Ésta resulta fundamental para proyectar confianza, calidad, profesionalismo y seguridad. La recomendación es desarrollar un logotipo, papelería membretada, rótulos para identificar la localización del establecimiento, una página web, entre otros.

8. INNOVACIÓN. El secreto para mantener un desarrollo constante es la innovación, por eso es importante:

– Ofrecer siempre más por el mismo precio, por ejemplo, considerando un área especial para niños.

– Ofrecer el salón entre semana para eventos de escuelas cercanas o asociaciones que se localicen en la zona con precios y promociones especiales.

– Organizar fiestas dependiendo la temporada, para la comunidad donde se ubica el salón. De tal forma se cultivará una buena reputación del lugar y obtendrá promoción.

9. TRÁMITES. Antes de invertir es necesario llevar a cabo todos los requisitos y trámites establecidos por la ley. Algunos son:

– Registrar el nombre de la empresa.

– Obtener el RFC.

– Verificar la licencia de uso de suelo.

Para conocer los trámites específicos que se deben cumplir para establecer un negocio es recomendable acudir al Área de Primer Contacto de la Secretaría de Economía.

Karina Hernández Barrera

Deja un comentario