El empeño, otra opción de financiamiento

Muchos creen que las casas de empeño son una opción viable sólo en casos de emergencia y para resolver asuntos familiares, lo cierto es que el Nacional Monte de Piedad ha visto como los empresarios recurren a sus instalaciones en busca de una solución a sus problemas de solvencia.

“Los viernes es común que los arquitectos nos empeñen un vehículo, para no detener la obra, dejan el auto de la flotilla, pagan y en tres o cuatro días desempeñan, así obtienen de manera inmediata un préstamo que se deposita con transferencia electrónica y les permite continuar”, dijo Gustavo Méndez, director de comunicación del Nacional Monte de Piedad.

Esta casa de empeño valúa el objeto y presta al usuario el 50% de su valor, cobra un interés de 4% mensual sobre el valor total y el cliente tiene un periodo de hasta 17 meses para desempeñar su bien.

Gustavo Méndez explicó la razón por la que sólo otorgan prestaciones por la mitad del valor, “es porque no es una operación de compra venta, además no es lo mismo pagar intereses sobre la mitad que sobre el monto total, y porque en el momento de desempeñar no es lo mismo juntar 2 mil que 4 mil pesos por ejemplo, y toda esa facilidad permite que la gente rescate sus prendas”.

Esta casa de empeño tiene un margen de 96% de recuperación de bienes por parte de sus clientes a diferencia del 40% que manejan otras instituciones que además cobran intereses más altos, “es inmoral e injusto el hecho de que una casa lucrativa se quede con la prenda de una persona porque le impone tasas de interés tan altas que la gente no pude cubrir, el Nacional Monte de Piedad cobra el 4% mensual total, sin comisiones, en una casa lucrativa el promedio de la tasa de interés es de 12%, tres veces más, algunas llegan a cobrar el 24% mensual y otras el 24% pero en dólares, por eso tenemos un posicionamiento tan importante basado en la confianza”.

Si bien el directivo acepta que en la mayoría de los casos las personas acuden a la institución ante alguna emergencia han detectado un nuevo tipo de usuario, “recientemente hemos visto un comportamiento peculiar donde la gente está poniendo sus joyas a trabajar, gente de clase media que en lugar de tener una joya guardada en el buró viene y el dinero que obtiene lo invierte en alguna actividad económica, reabastece su local comercial o inicia una actividad y se programa adecuadamente para desempeñar”.

El Monte de piedad sólo acepta bienes que se encuentren en buenas  condiciones y tengan un valor comercial, en cualquiera de sus sucursales se reciben alhajas y relojes de oro, pero sólo en algunas se aceptan artículos como ropa nueva, charolas o jarras de plata, porcelana, cristalería, pantallas de 2008 a la fecha, computadoras laptop con mínimo 150 GB, cámara y micrófono integrado, computadoras de escritorio con pantalla LCD 250 GB en disco duro, iPod modelos 2008 a la fecha, cámaras de video, de CD, disco duro y memoria, cámaras fotográficas digitales de 7.2 mpx en adelante, reproductores de DVD portátiles, hornos de microondas, minicomponentes con MP3. También existen sucursales que reciben automóviles y cuenta con otro servicio denominado Préstamo de Liquidez con Garantía Hipotecaria.

No se puede empeñar armas, alimentos, animales, ropa usada, partes automotrices, auto estéreos ni teléfonos celulares.

Ariadna Cruz

One thought on “El empeño, otra opción de financiamiento

  1. Que tristeza! Mi gente que tiene grandes talentos y que sabe trabajar duro tiene que pedir dinero a una institucion de empeno, disculpe Usted, y los bancos entonces para que sirven? No cree que el sistema bancario y parecido es viejo y obosoleto pues a la gente de que le sirve? Meter y sacar dinero? sin que podamos apoyarnos en un producto financiero inteligente y diferente para evitarnos la pena de visitar al tio montes. Si esta es la gran solucion para sacar adelante a microempresarios y a gente que NO califica con los bancos pues estamos retrocediendo tambien al pais el 50% de su potencial. Que lastima da todo esto.

Deja un comentario