Cinco consejos de seguridad

Al interior de tu empresa tienes una serie de datos de mucho valor que no te puedes dar el lujo de perder, tales como información financiera, base de datos de clientes y proveedores, y documentación fiscal, pero para protegerla no tienes que gastar grandes cantidades, aquí te damos algunos consejos para que tu sistema sea eficiente.

1. Integra las tecnologías.

La seguridad integrada reduce costos, fortalece la protección y aumenta la productividad. Dado que todas las herramientas de seguridad necesitan software de administración para su instalación, control y actualización, el contar con un sólo sistema integrado que puede administrarse a distancia por la web, aumenta el control, agiliza las tareas de los usuarios y reduce los costos de personal técnico. Además un sistema integrado también protege la inversión a medida que tu empresa cambia o crece.

Un sistema muy básico puede combinar una red privada virtual (VPN), antivirus, antispam, firewall y herramientas de videovigilancia, mientras que los sistemas más avanzados incorporan herramientas de cifrado y prevención de intrusiones.

2. Simplifica los procesos para los empleados.

La seguridad de buena calidad es algo más que productos, también se encarga de las vulnerabilidades de ingeniería social, es decir, los errores que pueden cometer los empleados y ponen en riesgo información de la empresa, por ello la importancia de comunicar a  los trabajadores las políticas de seguridad, el uso de las herramientas y control de las mismas, pues esta combinación determina el nivel de seguridad que tu empresa puede alcanzar, pero recuerda, la clave del éxito es hacerlo fácil. En ese sentido puedes:

– Automatizar para garantizar que los archivos que se envían y reciben de los clientes siempre estén protegidos. Existen herramientas que detectan al usuario y limitan su acceso a información que no le corresponde, y a la vez otorgan acceso total, en cualquier momento y lugar, a quienes están autorizados.

– Simplificar la instalación y el uso de las herramientas. Una opción es el uso de  cámaras de videovigilancia que sólo tienen que conectarse a la computadora y permiten al personal supervisar fácilmente el movimiento de la empresa desde cualquier equipo de la oficina.

3. Vigila las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

El delito cibernético es implacable, no permitas que tu sistema de seguridad se quede dormido, asegúrate que haga todo lo posible para proteger tu empresa.

– Instala las actualizaciones de software más recientes. Esta es una de las formas más rápidas de fortalecer la protección, para facilitar la tarea elige sistemas automatizados que garanticen la descarga e instalación en tus equipos portátiles, computadoras de escritorio y teléfonos IP.

– Utiliza el sistema para supervisar y registrar eventos. El software de administración te permite ver y grabar actividades o bien puede enviar alarmas.

– Prueba tu seguridad. Si realizas auditorías internas podrás saber qué lugar de la empresa está protegido y cuál  no.

4. Considera el valor de la confiabilidad.

La inversión en soluciones de seguridad te obliga a poner en una balanza las ventajas que ofrece el producto frente a su costo, y un atributo que algunos compradores suelen ignorar es la confiabilidad, por lo que posteriormente deben afrontar los costos de las fallas del sistema. Para evitar futuros problemas cuestiónate  ¿Cuánto costaría a tu empresa mantener una solución de seguridad que falla? ¿Tienes el personal técnico con los conocimientos y el tiempo necesarios para restablecer el servicio? ¿El proveedor te brinda asistencia técnica telefónica, en línea y en persona para solucionar tu problema? ¿En qué consiste la garantía del producto?

5. Administra el flujo de efectivo con opciones de financiamiento.

Cuando estés decidido a realizar la inversión, compara entre varios proveedores el costo de la solución de seguridad y pregunta que opciones de financiamiento ofrecen.

Ariadna Cruz, con información de Cisco

Deja un comentario