Reforma laboral en México: perspectivas del marco laboral

El pasado 18 de junio, concluyó la 99ª Conferencia Internacional del Trabajo (CIT). Bajo el marco de la CIT, representantes de la Delegación Tripartita Mexicana y el Secretario del Trabajo y Previsión Social, Javier Lozano Alarcón, se reunieron con el titular de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), José Ángel Gurría, para intercambiar reflexiones y recomendaciones para enriquecer e impulsar la Reforma Laboral en México.

El Lic. Jorge A. de Regil y el Lic. Ricardo Castro, socios del grupo de práctica Laboral de Baker & McKenzie México, formaron parte de dicha reunión como integrantes de la Delegación Tripartita Mexicana.

Con base a lo expuesto en dicha reunión, deseamos compartir la siguiente información:

En próximos meses, México será sede de un Seminario sobre competitividad y productividad dirigido a trabajadores, empleadores y gobierno, el cual será organizado de manera conjunta por la OCDE, el Foro Económico Mundial y la Secretaría del Trabajo y Previsión Social de nuestro país.

El objetivo principal de la Reforma Laboral en nuestro país es la generación de más y mejores empleos, apoyados en la modernización de sus principales estructuras, una de ellas el marco laboral, donde la globalización marca nuevos factores de competitividad, productividad y reducción de desigualdad social.

El factor de las disparidades del ingreso, es también relevante, ya que por medio del empleo digno, capacitación e igualdad de oportunidades, se debe lograr reducir la diferencia entre el decil más rico y el decil más pobre (en nuestro país está diferencia es 25 veces superior, cuando la OCDE marca un promedio de 9 veces).

La necesidad de flexibilizar el mercado laboral; esto tiene relación con un equilibrio entre protección y capacidad de contratación, intentando que no toda la carga económica recaiga en el empleador y a su vez, los trabajadores del tipo doméstico o el género femenino, por ejemplo, encuentren igualdad en materia laboral y de seguridad social.

Limitar la acumulación salarial en caso de despido injustificado, lo que se convierte en un incentivo a la prolongación intencional del juicio laboral, obstaculizando las nuevas contrataciones (en México el promedio de solución de un caso por despido injustificado es de 38 meses).

Este nuevo marco laboral, debe contemplar que las indemnizaciones laborales se regulen acorde a lo que en otros países existe (en nuestro país se pagan por encima del promedio).

Uno de los aspectos que se deben impulsar en el país, es la productividad dentro de la fuerza laboral, por lo tanto la compensación deberá estar ligada al factor productividad.

Nuestra legislación laboral deberá modificarse de manera que permita insertar las políticas globales de las empresas multinacionales de manera más práctica y efectiva.

Por último, es importante mencionar que la figura del outsourcing no debería de existir, respetando que la contratación temporal se limite a un periodo acorde a la causa real y así respetar los derechos del trabajador en materia de seguridad social y de las relaciones de trabajo con el empleador.
En caso de requerir información detallada sobre algún punto en específico, nuestro grupo de práctica Laboral se pone a sus órdenes para cualquier solicitud adicional o de entrevista para este y otros temas en materia laboral.

Baker & McKenzie

One thought on “Reforma laboral en México: perspectivas del marco laboral

  1. Pingback: RON

Deja un comentario