Aprovecha todos los servicios que ofrecen los cajeros automáticos

Generalmente las personas ven a los cajeros automáticos como simples máquinas para retirar efectivo, sin embargo, existen otros servicios que estos ofrecen, permitiendo realizar transacciones a cualquier hora, los 365 días del año y con mayor rapidez que en una sucursal bancaria.

Las operaciones disponibles en cada terminal ATM varían según la institución bancaria que representen, pero entre las más frecuentes podemos citar:

>Consulta del estado de cuenta de las Afores.

>Compra de boletos de avión.

>Transferencias de dinero de una cuenta a otra.

>Compra de tiempo aire para celular.

>Pago de algunos servicios como agua, luz, gas, televisión por cable, teléfono, colegiaturas y seguros.

>Pago de impuestos.

>Compra de boletos para participar en sorteos de la Lotería Nacional, etc.

Utilizar los cajeros para efectuar dichas  transacciones no sólo permite ahorrar tiempo, ya que si además se elabora una estrategia de uso y se toman las medidas de seguridad pertinentes, puede significar el ahorro de mucho dinero.

Con base en lo anterior, a continuación se brindan algunas recomendaciones emitidas por la  Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF), para utilizar los ATM de forma inteligente:

1. Utilizar el cajero más cercano al domicilio o la oficina.

2. Programa las necesidades de efectivo con anticipación.

3. Evita retiros de efectivo de tarjetas de crédito.

4. Utiliza cajeros del banco en el que tienes una cuenta.

5. Guarda los recibos que da el cajero en cada transacción.

6. Memoriza el NIP.

7. Analiza la posibilidad de contratar un seguro.

8. No portes varias tarjetas de crédito o débito al transitar por la calle.

9. Tomar diversas medidas de seguridad como:

– Utilizar cajeros en lugares concurridos.

– Por la noche, ir acompañado y dejar el automóvil lo más cerca posible.

– No te aproximes a la máquina si te sientes inseguro de la gente que está alrededor.

– No aceptes ayuda de nadie, ni cuando la tarjeta haya sido retenida por el cajero.

– No deslices tu tarjeta en cajeros que generen desconfianza.

– En caso de cualquier incidente, acude inmediatamente a la sucursal del banco o haz el  reporte vía telefónica.

– No dejes los vouchers en el cajero, destrúyelos cuando ya no se necesiten.

Karina Hernández Barrera

Deja un comentario