Los centros de operaciones de red, una apuesta por la eficiencia operativa en tiempos de crisis

Los desafíos del entorno económico actual, caracterizado por una lenta recuperación de la producción y severos desequilibrios financieros, demandan que las organizaciones posean esquemas de funcionamiento estratégico. En dicho sentido, esta situación obliga, tanto a las grandes empresas como a importantes organizaciones gubernamentales, a buscar soluciones que maximicen su eficiencia operativa.

Tradicionalmente, el conjunto de las organizaciones han encontrado, como solución clásica, incrementar su proporción de gasto en TIC. Sin embargo, esta medida, por sí sola, no basta para encarar un ambiente cada vez más competitivo atenuado por condicionantes macroeconómicas desfavorables. Buena parte de las organizaciones y empresas en México sencillamente se remiten a incrementar su gasto en TIC sin alinearlo a sus propósitos organizacionales.

Diversas empresas y organizaciones han encontrado en el mercado de servicios TIC la solución a sus problemas de eficiencia operativa. La idea de poder delegar las necesidades tecnológicas de una organización a un tercero, ampliamente capacitado en ello, se ha convertido en el tour-de-force de empresas y gobiernos exitosos a nivel mundial. En este sentido, el servicio de centros de operaciones de red (NOC) en México forma parte importante de un patrón de negocios mundial basado en la tercerización.

La premisa de permitir a un oferente (tercero) la administración, el monitoreo y el mantenimiento de las redes empresariales significa para las empresas una solución integral que les permite una reducción importante en el costo de sus operaciones diarias y un incremento sustancial en la calidad de las mismas.

El servicio de centro de operaciones de red (NOC) en México es un mercado de TIC aún en maduración. En este contexto, el mercado de NOC en México para años recientes posee una dinámica creciente. Como se aprecia en la gráfica 1, la tendencia de crecimiento del mercado de NOC en el período previo a la recesión económica fue positiva.

Conclusión

El mercado de centros de operaciones de red (NOC) en México es, todavía, un servicio que se encuentra en proceso de maduración. En el ámbito de su desarrollo como mercado, se prevé una tendencia de crecimiento en volumen a través de contratos cada vez más pequeños. De acuerdo con esta tendencia, saldrán fortalecidos en el mercado de NOC aquellos participantes que, en lo sucesivo, sean capaces de generar una estandarización de su oferta para lo cual será necesaria la provisión de economías de escala. En este contexto, el mercado de NOC representa una gran oportunidad para jugadores con mayor experiencia en el área de servicios administrados (en paquetes estandarizados), con una cartera de usuarios bien definida y con una dotación de infraestructura ya establecida.

Finalmente, los clientes del mercado de centros de operaciones de red en México se encuentran en un punto muy específico de una curva de aprendizaje. Una buena parte de ellos deberán valorar el costo de oportunidad de seguir manteniendo grandes nóminas en sus departamentos de TIC, contra la posibilidad de delegar funciones sustantivas en agentes con alto grado de especialización. Si los clientes adoptan exitosamente una cultura de supervisión de su red a través de un tercero, se generará en el mediano plazo un proceso de confianza que implicaría una demanda masiva de soluciones de seguridad por parte de los usuarios.
El servicio de centros de operaciones de red (NOC) se perfila como una opción para que las organizaciones empresariales puedan asegurar, además de una administración ágil y oportuna de sus procesos, la concreción de sus iniciativas de alto impacto.

Júnior Alfredo Martínez Hernández, Analista de Select México

Deja un comentario