México y América Latina, semilleros de talento empresarial

México es uno de los países más importantes para captar ejecutivos capaces de llevar a cabo los planes de desarrollo de empresas europeas, asiáticas y de Norteamérica, principalmente, que buscan invertir aquí y contar con talento nacional entre sus filas, expresó Christophe Rosset, director de Michael Page México, la reclutadora más importante de ejecutivos de mediana y alta gerencia a nivel global.

Como nuestro país es uno de los diez más importantes en cuanto a tamaño de mercado y grados de consumo masivo, empresas de todo el mundo buscan contar con una filial mexicana, o bien con una oficina de representación puntual con talento nacional, lo cual les evita traer ejecutivos de sus países de origen.

Rosset afirmó que “a futuro hay una tendencia de fondo de las empresas internacionales para desarrollarse en América Latina, porque son mercados en expansión y con muchas oportunidades de negocios. Empresas asiáticas, norteamericanas y europeas quieren invertir en la región porque saben que tendrán éxito y que, posteriormente, podrán ser capaces de abrir dos o más oficinas en la misma región”. El director de Michael Page México abundó en que se han notado casos de empresas internacionales que encargan el desarrollo de una oficina en América Central a un ejecutivo mexicano, con experiencia y cercanía a ese mercado.

Para ello, Rosset explicó que Michael Page México propone herramientas especificas de selección de talentos, marketing y comunicación para las empresas que se desarrollan en America Latina y que buscan atraer a los mejores candidatos que cuenten con los recursos intelectuales necesarios para desarrollar las tareas que desean cubrir en la región.

“México y Brasil son mercados de crecimiento por sus PIB (Producto Interno Bruto), y significan grandes posibilidades de inversión por el tamaño de su mercado de consumo, lo que permite proponer servicios nuevos que estén a la altura de unas sociedades que crecen y se desarrollan día a día”, aseveró Rosset.

Sin embargo, México cuenta con un fuerte problema de imagen fuera del país, pues se piensa que persisten bajos niveles en términos de capacitación y leyes laborales, principalmente; no obstante, cuando los empresarios que tienen esa percepción obtienen datos de inversionistas que sí están basados en este país, se obtiene una visión mucho más positiva, sostiene Rosset.

“Si bien esos empresarios ven problemas de infraestructura, también notan que existe en México un nivel de desarrollo potencial fuerte: un mercado que puede crecer y que sí, las problemáticas existen, pero no impiden que se brinde un buen servicio en general”, concluyó.

Redacción

Deja un comentario