Telepresencia puede reducir las emisiones de dióxido de carbono

De acuerdo con un nuevo estudio de grandes compañías que utilizan la tecnología de telepresencia, las empresas estadounidenses e inglesas que sustituyen una parte de los viajes de negocios por el uso de esta tecnología pueden reducir las emisiones de dióxido de carbono en casi 5.5 millones de toneladas métricas en total, el equivalente en cantidad de gas de efecto invernadero al sacar de circulación a más de un millón de vehículos de pasajeros durante un año, y lograr beneficios financieros totales para la economía en su conjunto de casi 19 mil millones de dólares para 2020.

La telepresencia es una tecnología en rápida expansión y cada vez más popular que permite a grupos de personas encontrarse y colaborar en distintos lugares del mundo pero dándoles la sensación de que se encuentran todos en la misma sala de reunión.

Carbon Disclosure Project (Proyecto de divulgación de datos referentes a emisiones de carbono o CDP, por su sigla en inglés) tuvo a su cargo la realización del estudio “La revolución de la telepresencia” con el auspicio de AT&T.

Otras conclusiones del estudio determinaron que las empresas con ingresos anuales de por lo menos mil millones de dólares que incorporaran cuatro salas de telepresencia podrían:

1)    Alcanzar un rendimiento de la inversión en tan solo 15 meses.

2)    Ahorrar unos 900 viajes de negocios durante el primer año gracias a la aplicación de la tecnología.

3)    Reducir las emisiones en 2,271 toneladas métricas en el transcurso de cinco años, el equivalente en cantidad de gas de efecto invernadero a sacar de circulación a 434 vehículos de pasajeros durante un año.

El estudio también reveló que la tecnología de telepresencia puede contribuir a tomar decisiones más rápidamente, mejorar la productividad de los empleados y brindarles a los trabajadores la posibilidad de mantener un equilibrio entre la vida personal y profesional.

El pronóstico de las reducciones en la emisión de carbono por parte de las empresas estadounidenses con ingresos anuales superiores a mil millones de dólares se situó en aproximadamente 4.6 millones de toneladas métricas para el año 2020, el equivalente de sacar de circulación a más de 875,000 vehículos de pasajeros durante un año.  En el caso de las grandes empresas inglesas, se pronosticó que las reducciones de emisión de carbono para el año 2020 serían de aproximadamente 940,000 toneladas métricas, el equivalente de sacar de circulación a más de 179,000 vehículos de pasajeros durante un año.

El pronóstico de los beneficios financieros totales para la economía en su conjunto que se generarían para el año 2020 como resultado de que las grandes empresas utilicen la telepresencia, en lugar de enviar a sus empleados en viajes de negocios, se situó en más de 15 mil millones de dólares para los EE. UU. y casi 4 mil millones de dólares para el Reino Unido.

El estudio retoma los pasos iniciados por el informe “SMART 2020”, una iniciativa independiente realizada por Climate Group en 2008. “SMART 2020” identificó cuatro áreas clave, incluyendo el reemplazo de viajes, en donde el uso mayor de productos y servicios del sector de la información, comunicación y tecnología podría reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en hasta un 15% para el 2020.  Para obtener más información sobre el estudio, visite:

https://www.cdproject.net/telepresence-revolution

Deja un comentario