Las empresas replantean sus estrategias de trabajo móvil y global: Regus

Las empresas multinacionales están planeando enviar muchos más ejecutivos al extranjero en los próximos cinco años, según un nuevo informe de la investigación, “Up or out: next moves for the modern expatriate” (Arriba o de salida: próximos pasos para el expatriado moderno), del The Economist Intelligence Unit, comisionado por Grupo Regus.

La baja demanda en los mercados occidentales hace que aumente la presión por expandirse a China, India y otros importantes mercados emergentes, del estudio realizado entre 418 altos ejecutivos con responsabilidades en oficinas en el extranjero se desprende que casi cuatro de cada diez empresas (39%) tienen previsto aumentar en los próximos cinco años el personal expatriado.

Paul Lewis, editor jefe de la sección Executive Briefing del The Economist Intelligence Unit y responsable de la edición del informe, opina que “las estrategias para trabajadores fuera de su país reflejan las tendencias más amplias de la movilización global, tanto de la región en la que las empresas invierten como de las cuestiones operativas cotidianas que involucra la instalación de una oficina”.

Nuevas formas de trabajar

La colocación de una persona con la capacidad adecuada, en el lugar preciso y durante el tiempo correcto, implica una serie de decisiones sobre la forma de designación de las personas y sobre el destino y la naturaleza de los puestos a ocupar.

Los 5 principales descubrimientos de la investigación del The Economist Intelligence Unit:
1.- A los ejecutivos les agrada la idea de entrar en la tendencia de trabajo internacional y móvil. Cuatro de cada cinco ejecutivos creen que ser enviados a uno de los “principales mercados emergentes” contribuye al progreso de su carrera.

2.- Las empresas son mucho más proclives a enviar su personal a China, India u otros países asiáticos que a cualquier otro mercado emergente, le siguen en la lista destinos más comunes como: Oriente Medio, Rusia y Europa del Este.

3.- Prácticamente tres de cada cinco trabajadores en el extranjero creen que la sede corporativa de sus empresas no aprovecha lo suficiente las características del entorno empresarial local. Uno de cada tres se queja de un exceso de injerencia.

4.- Más de la mitad son enviados a un destino por un periodo de entre dos y cinco años. Sin embargo, han aumentado las prácticas de trabajo flexible a corto plazo e itinerantes.

5.- Para casi tres cuartas partes de los encuestados la “sensibilidad cultural” es el principal atributo de un trabajador fuera de su país.

“Este estudio demuestra que la movilización a nivel global, obliga a las empresas a reconsiderar la ubicación de sus operaciones y el modo de gestionar sus recursos humanos y sus activos inmobiliarios. La necesidad de disponer de trabajadores internacionales, móviles y flexibles hace aún mayor el reto de contar con espacios de trabajo de tamaño adecuado y precio razonable, con los resultados de este estudio sobre las presiones que soportan las empresas y su personal expatriado, podemos ayudarles a afrontar estos retos”, comenta Mónica Cati Cerda – Directora General de Regus México.

Redacción

Deja un comentario