Presentan balance de acciones de la SE y SHCP a cuatro años de gobierno

El Secretario de Economía, Bruno Ferrari y el Secretario de Hacienda y Crédito Público, Ernesto Cordero Arroyo, presentaron un balance de los avances de la dependencia en este último año, en el marco del IV Informe de Gobierno del Presidente Felipe Calderón Hinojosa.

En conferencia de prensa, el titular de Economía afirmó que se va en el camino correcto y se trabaja en la transformación del aparato productivo, a fin de acelerar el crecimiento económico y generar más y mejores oportunidades de empleo.

Destacó que uno de los principales avances de esta administración, ha sido la reforma regulatoria, que busca convertir al Gobierno en un aliado para los emprendedores y empresarios. Además, dijo, ayuda a la construcción de un marco normativo que protege los derechos y la seguridad de los consumidores.

Ferrari reconoció también la importancia de herramientas como el portal tuempresa.gob.mx, que permite la apertura de empresas en poco más de dos horas, y la realización de trámites como: la obtención del permiso de denominación social, el pago de derechos federales, inscripción al Registro Público de Contribuyentes y el Registro Patronal del IMSS. Hasta el mes de agosto se han constituido más de mil 200 empresas.

En el primer semestre del año, detalló, México captó 12 mil 239 millones de dólares de inversión extranjera, 27.7 por ciento más que el mismo periodo de 2009.

En lo que se refiere a los apoyos a las pequeñas y medianas empresas, el titular de Economía dijo que durante los últimos cuatro años se han detonado créditos por más de 200 mil millones de pesos en beneficio de 260 mil empresas. Además, se han creado fondos de apoyo a la innovación, destinando alrededor de 5 mil millones de pesos en los últimos dos años.

Por su parte, el responsable de las finanzas mexicanas destacó la solidez y fortaleza de la economía mexicana, como resultado de las medidas contracíclicas que se implementaron ante el entorno recesivo de 2009, los avances en materia de austeridad y eficiencia en el ejercicio de los recursos públicos, así como las medidas adoptadas para fortalecer los ingresos y sus resultados en garantizar la viabilidad financiera de largo plazo del Estado Mexicano.

Puntualizó que el diseño e implementación de políticas contracíclicas permitieron al país encarar la peor crisis financiera en décadas y la recesión global. A través de un mayor gasto público, sobre todo en infraestructura, se mitigó el efecto de la menor demanda externa y se impulsó el empleo en beneficio de los hogares de menores ingresos.

Junto con medidas para promover la estabilidad financiera del país, esas políticas, agregó, sentaron las bases para una recuperación significativa de la economía nacional, que creció 5.9% en el primer semestre del año, dinamismo que permitió la generación de más de 559 mil empleos en los primeros siete meses de 2010 y que las tasas de interés se ubicaran en niveles históricamente bajos.

Señaló asimismo que a pesar de la crisis financiera internacional, el sistema bancario mexicano ha mantenido su solidez y eficiencia, alcanzando a junio de 2010 un índice de capitalización de 17.8%, 9.8 puntos porcentuales arriba del estándar internacional; incrementó el financiamiento al sector privado, pasando de 20.7% a 25.5% como proporción del PIB, de 2006 a junio de 2010, y elevó a 60% el porcentaje de la población usuaria de servicios financieros, nivel superior a la meta de 50% planteada en el PRONAFIDE.

Mencionó que debido al entorno recesivo de 2009, se privilegiaron las asignaciones presupuestarias a programas prioritarios y estratégicos de desarrollo social e infraestructura.

Entre 2007 y 2010 el promedio anual de la inversión impulsada en infraestructura por el sector público federal, abundó, será de 4.5% del PIB, lo cual está por encima del promedio de 3.5 que se registró entre 2000 y 2006.

Resaltó que el gasto social, en la función desarrollo social, creció 15.8 por ciento real desde 2006, debido a los mayores recursos destinados a salud, educación, seguridad social y asistencia social. Explicó que en los últimos cuatro años las asignaciones destinadas a asistencia social, que incluyen principalmente programas sociales, se han incrementado 74.5 por ciento real; el gasto orientado a salud aumentó en términos reales 16.4%, con lo que se ha podido avanzar en la cobertura universal de salud; y que las asignaciones destinadas a educación aumentaron 11.7% real.

Fernando Heredia

Deja un comentario