Si el dinero no te alcanza, piensa en arrendar

Uno de los asuntos que mayores retos impone a las personas con intenciones de abrir o hacer crecer un negocio es el financiamiento de equipo y mobiliario nuevo. Invertir en ellos generalmente implica gastar la mayor cantidad del presupuesto que se tiene, limitando otras áreas del proyecto a desarrollar. Ante dicha situación, una buena alternativa es optar por el Arrendamiento.

Éste implica la firma de un contrato por medio del cual una persona física o moral cede a un tercero el uso y/o goce de determinados bienes, a cambio de un pago por concepto de arrendamiento.

Existen diversas formas de adquirir equipo a través del arrendamiento. Entre las más comunes están:

– El cliente selecciona personalmente el equipo que necesita y luego busca financiamiento mediante un arrendador. La persona elige un sistema del proveedor de su elección y luego firma un contrato, que frecuentemente incluye servicios de mantenimiento por parte del proveedor y no del arrendador.

– El cliente selecciona el equipo en conjunto con un minorista o fabricante que ofrezca arrendamiento a través de su propia subsidiaria. Una vez definido el precio de compra, el proveedor lo traduce en un pago de arrendamiento basado en las condiciones que el cliente solicitó.

– El cliente obtiene el equipo directamente a través de un arrendador. Bajo esta modalidad es necesario investigar qué requisitos establece la arrendadora y cuánto puede costear. En este caso, el arrendamiento y el equipo provienen del arrendador, pero no la asistencia técnica.

Ventajas y desventajas

Algunos problemas que se deben considerar al buscar un arrendamiento son:

– La mayor desventaja es que al finalizar el arrendamiento no se obtiene la propiedad del equipo. Ello también puede representar una ventaja, especialmente en el caso de computadoras y aparatos similares, ya que pierden vigencia rápidamente.

– A la larga, el arrendamiento casi siempre es más caro que la compra.

– Generalmente los contratos de arrendamiento exigen menos requisitos que los préstamos monetarios. Esto puede convertirse en una gran ventaja para una empresa que recién comienza.

– El arrendamiento elimina un gran gasto único que puede agotar el flujo de caja, dejando así disponible dinero para otras necesidades cotidianas.

– Casi siempre, el arrendamiento permite disminuir el pago de impuestos por concepto de equipos.

– La tecnología avanza a pasos agigantados. Al comprar una computadora o equipo de alta tecnología, en 2 o 3 años puede volverse obsoleto, sin valor de reventa perceptible. El arrendamiento permite probar nuevas configuraciones de equipo y actualizar el sistema en forma regular para permanecer en la cima de la curva tecnológica.

Condiciones que se deben buscar en el arrendamiento

– Duración: Habitualmente el plazo del arrendamiento tiene una duración de 12 a 36 meses; mientras menor sea, más altos serán sus pagos.

– Costo total: Es importante analizar todos los cargos aplicados durante el plazo del arrendamiento. Incluyen el pago inicial, los pagos mensuales, depósitos de garantía, todos los gastos por concepto de seguros, costos de servicio o reparación, etc.

– Cláusula de anulación: Conocerla permite interrumpir el arrendamiento cuando se necesite, aunque sea necesario pagar multas.

– Cesión: Es recomendable preguntar si se puede ceder el arrendamiento a otro y cuánto cuesta.

– Reemplazo por equipos modernos: Esto permite actualizar o intercambiar el equipo, con el fin de no trabajar con aparatos obsoletos.

– Planes de servicio: Es importante preguntar si el arrendamiento incluye un plan de servicio en sitio, y cuál es su duración, para saber si en el futuro será necesario financiar las reparaciones necesarias.

Con información de SME Toolkit

Karina Hernández Barrera

Deja un comentario