Anuncian guía de negocios para apoyar a inversionistas de origen chino con interés en México

La firma de consultoría Deloitte, en colaboración con HSBC México y Galicia Abogados/Uría Menéndez, anuncian la publicación de la guía de negocios en inglés y mandarín para asistir a inversionistas de origen chino con interés en invertir en México intitulada “Doing Business in Mexico. A guide for Chinese Investors”.

En 2010 se celebran 38 años de las relaciones entre México y China. Sin duda es una oportunidad para que México aproveche su posición estratégica de acceso a mercados como el estadounidense o el latinoamericano para atraer mayor inversión china. China, por otro lado, está activamente realizando inversiones en todo el mundo, posicionando sus marcas e incentivando la competencia en diferentes sectores desde la manufactura intensiva, automotriz, hasta la alta tecnología y los minerales.

“La complejidad de aspectos legales, fiscales, laborales y consideraciones generales de negocios para invertir en México hacen que los empresarios chinos requieran de un profundo conocimiento local para desarrollar sus planes de inversión”, declaró Luis Liñero, Socio líder de Impuestos y Servicios legales en Deloitte México. “La guía de negocios pretende ser una guía de referencia para inversionistas chinos al hablarles de México en su idioma, una herramienta para impulsar el flujo de capitales a nuestro país”, agregó.

“Y es que la economía global que conocemos hoy será prácticamente irreconocible en 2050. La aparición de potencias emergentes, el impacto de la mundialización y una transformación histórica de riqueza -fundamentalmente desde los países occidentales desarrollados hacia las naciones orientales en desarrollo- transformarán el panorama económico y político, así como la inversión. Por ende, en 2050, probablemente tendremos un „top ten‟ económico muy diferente al actual. HSBC, por su parte, al ser el banco privado global más importante y sólido en el mundo, será un jugador clave en la interconexión de Oriente con el Occidente; y ustedes como nuestros clientes, tendrán la oportunidad de salir beneficiados”, señaló Diego Spannaus, Director Regional of Leading Internacional Business, HSBC América Latina.

“Estamos siendo testigos de un nuevo escenario económico nivel nacional e internacional en el cual China, México y Latinoamérica jugarán un papel cada vez más relevante en los ámbitos económicos y comerciales a nivel mundial y en el cual se dejará de ver a China como un rival de nuestros países, sino que, al contrario, se le considerará como un socio con quien forjar un destino comercial conjunto, que redunde en beneficio de todas las naciones involucradas”, expresó Manuel Galicia, Socio Director de Galicia Abogados.

“Consideramos que esta década se caracterizará por las alianzas comerciales, financieras y de negocios que se establezcan entre empresarios e inversionistas chinos y mexicanos, en el cual nuestro papel, junto con el de Deloitte y HSBC, consistirá en facilitar la construcción de puentes entre entidades de ambos países, que se traduzcan en oportunidades de inversión conjunta, así como en el establecimiento de lazos forjados en la confianza recíproca y en el interés común en beneficio para inversionistas de ambos países”, añadió.

Hoy México es un territorio estratégico para las empresas chinas. La demanda nacional y esquemas, como el maquilador, para establecer operaciones y abastecer al mercado norteamericano son atributos de valor para estos inversionistas. Actualmente se han desarrollado lazos importantes que han permitido a empresas chinas invertir y conocer las ventajas de México respecto a otros países de la región. Sin embargo, se requiere potenciar aún más estas redes de cooperación bilateral en beneficio de la competitividad del país.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Economía, México se ha convertido en el segundo socio comercial de China en América Latina, siendo también su mayor destino de exportación en esta región. En 2009, el volumen comercial bilateral alcanzó US$35,421 millones: US$2,596 millones en exportación y US$32,825 millones en importación de la parte china. En el periodo de enero a mayo de 2010, el volumen comercial bilateral alcanzó US$17, 593 millones: US$1,588 millones en exportación y US$15,955 millones en importación de la parte china.

La guía contiene ocho capítulos desarrollados por las empresas que han aportado sus conocimientos especializados (bancarios, financieros y legales) en los temas de Estructura Política, Economía y Comportamiento, Cultura y Etiqueta, junto con tópicos más específicos como Regulaciones y Licencias, Control de Precios, Inversión Extranjera, Impuestos, entre otros.

“Doing Business in Mexico. A guide for Chinese Investors” estará disponible a través de cada una de las empresas.

Agencias

Deja un comentario