Convierte tu negocio en una franquicia

Los objetivos cumplidos avalan que tu negocio ha probado tener éxitoy deseas ampliarlo compartiendo riesgos y sin tener que hacer grandes inversiones el modelo de franquicia puede ser tu solución, esquema en el que aproximadamente el 95% de los negocios siguen operando más allá del quinto año.

La franquicia es un modelo empresarial que permite replicar un negocio rentable y probado para expandirlo a otros mercados utilizando los recursos de terceros (dinero, personas, capacidades). En ella intervienen dos actores el Franquiciante, es decir el titular de la marca y el Franquiciatario, la persona a la que se concede la licencia de uso.

Este esquema de negocios de acuerdo con Enrique Alcázar, director general de Alcázar y compañía, ha crecido en el país pero aún tiene una gran oportunidad y representa una herramienta efectiva para crecer a las PyMEs exitosas.

El directivo señaló que contrario a lo que se piensa la mayoría de las franquicias en el país son mexicanas y se planea seguir apoyando su creación en los próximos años.

Una forma de convertir un negocio en franquicia es por medio del Programa Nacional de Franquicias, en este caso el requisito es tener como mínimo dos años de operación y por lo menos dos puntos de venta, las empresas que cumplen con estos requisitos pueden recibir un apoyo por parte de la Secretaría Economía que financia el 50% del costo y el despacho, por ejemplo Alcázar y compañía, el resto con una tasa de interés baja. Sin embargo si se desea hacer por cuenta propia no es necesario cumplir con los requisitos citados.

Enrique Alcázar expone como razones para franquiciar la oportunidad de tener mayor posicionamiento de marca, lo cual implica un crecimiento al desplazar un mayor volumen de productos y servicios bajo un modelo de negocios ya probado con menores requerimientos de capital, riesgos comerciales y financieros.

Entre los beneficios de convertirse en franquicia están el tener una rentabilidad equivalente a la colocación de otro establecimiento pero sin inversión, la formación de un equipo calificado y motivado, el acceso a cadenas productivas que permiten obtener un mejor precio con proveedores, una mayor capacidad de exportación y la oportunidad de responder ante la demanda de mercados más competitivos.

Para poder llegar a este punto es necesario lograr la estandarización de la operación en los negocios, tener una diferenciación, novedad, atractivo, aceptación, permanencia, un amplio mercado y demanda, además se debe estar seguro de que el modelo de la empresa está probado, ya que hay negocios que no están listos a pesar de su antigüedad.

Se debe tener claro que el ser el titular de una franquicia implica la transmisibilidad de información, no se trata sólo de cobrar sino de dar el soporte al franquiciatario, al respecto Alcázar aclara que no se trata de tomar una actitud paternalista y hacer todo el trabajo, ni siquiera aceptar a cualquier interesado, es mejor buscar personas que demuestren los mismos valores que tú.

El directivo dijo que un indicativo para saber si tú negocio está listo para convertirse en franquicia es ver si hay personas interesadas en tu empresa, amigos o clientes que te mencionen algo al respecto.

Antes de decidirte ten cuidado de que no se trate de un negocio de moda que en un tiempo perderá validez pues no resultará rentable ni para ti, ni para tu comprador.

Los requisitos para montar una franquicia son:

– Contar con licencia de marca.

– Tener conocimientos técnicos, es necesario hacer manuales y programas de capacitación.

– Uniformidad de productos y servicios.

– Claros métodos operativos, comerciales y administrativos.

– Mantener calidad, prestigio e imagen. 

– Analizar y llevar un control de costos y margen de utilidad.

Si cuentas con los elementos los pasos a seguir son:

1.- Desarrollo de un plan de negocios 

Si no lo has hecho lleva a cabo el registro de marca, slogan y patentes. Estipula tu concepto de negocios ¿qué es lo que vas a ofrecer? ¿cuál es el perfil de tu franquiciatario?, define los criterios de ubicación, plan de expansión analiza las franquicias competencia, no sólo las que tiene que ver con tu giro sino todas aquellas que tengan un precio similar al tuyo.

2.- Establecer contraprestaciones

Define las obligaciones y derechos, elementos que impactarán en la cuota inicial y las regalías que pueden calcularse como porcentaje de ventas o ser fijas y ser cobradas semanal o mensualmente.

3.- Establecer territorio

Este punto es importante para que los distintos negocios tengan éxito por ello Alcázar no recomienda fijarlo con base en kilómetros sino por el tipo de mercado meta.

4.- Desarrollo de herramientas jurídicas

Es necesario que un especialista redacte contratos y licencias que no deben ser complicados pero si completos.

5.- Establecer estrategias de confidencialidad

Deberás notificar cuando entregues información privada y llevar tus manuales de operación ante un notario y no a derechos de autor.

6.- Manuales de franquicia

Incluye transmisión Know-How, capacitación, apoyo en la operación y cursos de aprendizaje para la estandarización.

7.- Capacitación y programas de asistencia

Cuando llegues a este punto, el directivo recomienda compartir con el franquiciatario los riesgos y oportunidades. Siempre asume que tu comprador no se sabe nada del negocio y cuida el tiempo que destinas a esta asesoría.

Finalmente para la comercialización Alcázar recomienda anunciarse en diversos medios y participar en ferias, aunque aclara, “el objetivo no es vender franquicias porque convencer de comprar es fácil, pero mantenerse y crear negocios exitosos es lo difícil”.

Si deseas conocer más sobre este tema visita www.alcanzar.com.mx

Ariadna Cruz

One thought on “Convierte tu negocio en una franquicia

Deja un comentario