Empresas mexicanas interesadas en prevenir lavado de dinero y financiamiento al terrorismo

En una reciente encuesta aplicada por Deloitte México a más de 190 ejecutivos en las áreas financieras y de control de riesgos, identificó que un 97% de las empresas financieras participantes en dicho ejercicio, sí cuentan con un sistema para prevenir riesgos con respecto al lavado de dinero y el financiamiento al terrorismo, lo que refleja un interés de la comunidad financiera por contribuir a la prevención de este delito.

Esta información se torna relevante en el contexto de la iniciativa de Ley contemplada por el Congreso sobre el tema, ya que adicional a las empresas encuestadas, un cada vez mayor número de empresas y organizaciones en sectores no financieros requerirán entender cómo prevenir el lavado de dinero e implementar medidas y herramientas para cumplir con los requisitos solicitados.

En el marco de la 4ta Conferencia Anual Latinoamericana sobre Lavado de Dinero de ACAMS (Asociación de Especialistas Certificados en Antilavado de Dinero), celebrándose en la Ciudad de México, Jorge Ricardo García Villalobos, Socio líder de la práctica de Investigación forense de Deloitte México, opina que “la cultura de la prevención para combatir al lavado de dinero en las empresas está creciendo en nuestro país, lo cual es muy positivo. Sin embargo, ante la próxima obligación a conservar y actualizar expedientes, evaluar constantemente el grado de riesgo y elaborar reportes por operaciones de carácter inusual por parte de los clientes, las empresas requerirán acelerar la implantación de procesos internos y las inversiones en recursos para atender la Ley”.

Entre las medidas que las empresas deberán fortalecer para prevenir y detectar los ilícitos se encuentran: establecer adecuadas políticas de identificación y conocimiento del cliente; desarrollar criterios, medidas y procedimientos para identificación del cliente, así como procedimientos para el debido conocimiento de su perfil transaccional; establecer medidas para la identificación de posibles operaciones inusuales y generar programas de capacitación y difusión para el personal.

La encuesta aplicada por Deloitte también reflejó que los participantes coincidieron que el proceso más importante para fortalecer el área de cumplimiento de las empresas son en un 33% las políticas de identificación y conocimiento del cliente, seguida por los sistemas automatizados en un 23%.

“Es muy importante que las empresas tomen conciencia que la implementación de los controles para prevenir el lavado de dinero y el financiamiento al terrorismo va a implicar la inversión de importantes recursos, pero su contribución a fortalecer la prevención del delito es fundamental”, subrayó García Villalobos de Deloitte México.

Deloitte México

Deja un comentario