La Revolución Laboral está cambiando la forma en que funcionan las empresas

En México muy poca gente puede conseguir un empleo formal que le permita trabajar desde su casa, ya que en el país existe una ley laboral con 40 años de retraso, por lo que ubica a las empresas mexicanas en una situación de desventaja frente a sus competidoras de otros países. Es por ello que Grupo Regus invita a las organizaciones a reconsiderar su sistema de trabajo tradicional y migrar a un sistema de trabajo flexible para generar mayores oportunidades de empleo, para que de esta manera logren ser realmente competitivas a nivel internacional.

No podemos olvidar que estamos en medio de una revolución laboral, la cual está cambiando la forma en que funcionan las empresas, nuestra manera de trabajar y la forma en que nos relacionamos con nuestro entorno. Cada vez más, la gente ya no desea pasar más de 90 minutos de su tiempo en tan solo trasladarse de su casa a la oficina, tal como lo indica la encuesta Regus Business Tracker.

Lamentablemente en México, mientras no exista una reforma laboral que se inicie por las empresas y el gobierno la soporte, el país tendrá menos oportunidades de sobresalir a nivel mundial. Las consecuencias de ello son varias, entre las cuales podemos destacar el descenso que tuvo el país en el  que ocupa dentro  del índice de competitividad global del Foro Económico Mundial, parte importante de este retroceso se ha basado en la bajísima calificación que se otorga en cuanto a la eficiencia del campo laboral, punto en el que se ubica al país en el lugar 120 de 139 países, aunado a ello no podemos olvidar que en México se trabaja mucho más horas al día como en casi ningún otro entre las naciones que conforman la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), pero es el más bajo en cuanto a productividad laboral se refiere.

El poder trabajar desde casa se adapta a la perfección las madres jóvenes y las personas con capacidades diferentes, ya que les permite en el caso de las mujeres tener un equilibrio perfecto entre su vida personal y profesional, ya que pueden cuidar a sus hijos sin descuidar su carrera laboral. En el caso de las personas con capacidades diferentes, se les abre una gran oportunidad de empleo, ya que pueden aportar su conocimiento profesional a las empresas sin necesidad de tener que sufrir un verdadero viacrucis por trasladarse desde su casa a la oficina.  

Sin embargo en México, a las mujeres se les sigue exigiendo como requisito para entrar a trabajar o para ascender en el empleo un certificado de ingravidez, debido a que las empresas no desean verse afectadas en un corto plazo debido a su personal femenino se embarace o en su caso tenga hijos y tenga que trabajar solo medio tiempo, etc. Mientras que tres de cada cuatro personas con discapacidad en edad de trabajar, no tienen acceso a un empleo debido a las pocas condiciones favorables que existen para este sector, ya que la infraestructura de las grandes ciudades no les auxilia mucho para que puedan trasladarse desde su casa a la oficina,  por lo que las empresas muchas veces declinan contratarlos.

“El Home Office es una tendencia imparable que está en el corazón de la actividad empresarial en todo el mundo. Estamos viendo cómo la propagación de la flexibilidad laboral está revolucionando la naturaleza de la iniciativa empresarial y como efecto secundario ayuda a los países a tener un mejor desarrollo económico”, afirma Mónica Cati Cerda – Directora General de Regus México.

En Grupo Regus estamos conscientes de las ventajas y beneficios de trabajar desde casa o al menos una parte del tiempo de la jornada laboral – ya que un sistema de trabajo flexible, incrementa la productividad laboral del empleado y crea las condiciones favorables para una mejor economía a nivel país. No es coincidencia que las personas que laboran desde casa o algún otro lugar diferente a una oficina tradicional, son mucho más conscientes del medio ambiente que los empleados que se encuentran concentrados en oficinas fijas, ya que tienen un estilo de vida sustentable. Un ejemplo de ello, es que usan mucho menos sus automóviles y así reducen las emisiones de carbono, además de que realizan un mayor reciclaje de los recursos que están disponibles cerca de sus casas. 

En la actualidad, las empresas exitosas reconocen este cambio y están dispuestos a cambiar sus modelos de organización para atraer al mejor y más brillante capital humano a sus filas. El sistema de trabajo flexible está demostrando ser cada vez más popular, sustentable y deseable tanto para las organizaciones y sus empleados, como para el crecimiento económico de cualquier país. 

Regus

Deja un comentario