Reconocimiento y valor al trabajo de la mujer dentro del XXXIII Encuentro Nacional Fundación

La Fundación Mexicana para el Desarrollo Rural A.C., organizó y llevó a cabo en Puerto Escondido, Oaxaca del 20 al 23 de octubre pasado, al que asistieron más de 100 personas de 15 estados de la República Mexicana, incluido un grupo indígena de mujeres chatinas más las 14 Centrales de Desarrollo y cuatro Oficinas de Campo de la Fundación.

Acorde con la filosofía de la Fundación, el trabajo en esta región en específico se sustenta en la visión de la mujer  en toda su dignidad como persona, promoviendo su desarrollo integral: en lo económico, por medio de proyectos productivos sustentables, y como seres humanos, a través de un programa de educación integral.

“Hoy en día, además del sentido de empresa, la Fundación lleva al campo un modelo de desarrollo para la cadena de valor. Se trata de un esquema que, por un lado, acerca a los grupos de productores a los insumos requeridos en su proceso productivo, así como a la tecnología idónea para sus circunstancias, el financiamiento y la asistencia técnica. Por otro lado, les brinda la garantía de comercialización de su producto en donaciones de equidad y a precios de mercado”, explicó Alberto Castelazo y López, Presidente del Consejo Directivo de la Fundación.

Durante esta edición, se apreciaron propuestas de desarrollo sustentable que concilian el crecimiento económico, el desarrollo social y la protección al medio ambiente. El trabajo preponderante y clave que se mostró en este Encuentro es el de la mujer, bajo el estandarte del programa “En Pro de la Mujer”, el cual busca el bienestar familiar en manos de mujeres rurales.

En ese sentido, se visitaron dos proyectos caracterizados por provocar un alto impacto en la vida de las comunidades: la primera fue en la comunidad El Tomatal, en el Municipio de Santa María Colotepec. En la fábrica de cacahuate y ajonjolí, un grupo de mujeres realizan el proyecto de estas semillas, elaborando desde palanquetas, cremas y mermeladas, hasta pan casero y adornos bordados. Fundación les brinda capacitación y asesoría para una mejor captura, procesamiento y empacado de los productos.

Otra visita fue a la comunidad de Palma Larga, Municipio de Santa María Tonameca en donde además del grupo de mujeres que trabajan en este lugar  en la siembra de diferentes variedades de flor de jamaica -como son la china, la blanca, la criolla, entre otras-, llegaron otros grupos de diferentes municipios que elaboran pan artesanal, trastes y adornos de barro, tostadas, pescado frito, etcétera. Al igual que el anterior proyecto, Fundación los apoya con asistencia técnica en los procesos de producción, variedades de jamaica y transformación de la misma,  así como con asesoría para que poco a poco se conviertan en micro empresarias y tengan las habilidades necesarias para comercializar sus productos.

“El objetivo de En Pro de la Mujer es contribuir al bienestar de las familias campesinas de menores recursos, a través de un programa de fomento a la actividad económica y el desarrollo pleno de las mujeres rurales que viven en localidades de alta marginación, sin acceso a servicios, capacitación, técnico y financieros”, explicó Andrea Tapia, Directora de Relaciones Institucionales de Fundación. “Estas visitas nos dan un panorama de cómo las mujeres se hacen más participativas, y con una actitud de cambio en sus expectativas sobre un mejor futuro para ellas y sus familias”.

Cabe mencionar que el Movimiento Fundación comparte el propósito de promover las salidas a la pobreza y a reducir problemas de salud y desnutrición a través del desarrollo pleno de las mujeres, preparándolas como personas y madres de familia, además de realizar proyectos productivos que mejoren el bienestar integral de su familia.

Premiación de Proyectos del Año

En el marco del evento, Movimiento Fundación realizó la Premiación al Proyecto del Año. Este premio reconoce y difunde el trabajo realizado por grupos de campesinos y Centrales/Oficinas de Desarrollo, en torno a proyectos que generen cambios en el ingreso y desarrollo humano de los grupos beneficiarios. Los ganadores fueron:

Primer Lugar: “Organización Regional para el Acopio, Transformación y Comercialización de Leche y sus Derivados”. Desarrollado en Villa de Reyes, San Luis Potosí, con 70 integrantes, logrando incrementar sus ingresos.
Segundo lugar: “Producción y Transformación de Jamaica”, el cual beneficia a 42 mujeres campesinas organizadas en cinco diferentes grupos, logrando incrementar sus ingresos de cero a 1.5 salarios mínimos, a través de la producción y comercialización de esta flor.
Tercer lugar: “La herbolaria, tradición que rescatan  las mujeres mejorando la salud y la economía de las familias”. Desarrollado en León, Guanajuato, en las comunidades de Cerro Alto y Vaquerías, con 25 integrantes femeninas, que iniciaron el proyecto en 2006. Se logró incrementar sus ingresos de cero a 1.5 salarios mínimos, a través de la producción y comercialización de productos de herbolaria.

Agencias

Deja un comentario