Ya no tendrás pretexto para dejar de pagar

¿La fecha límite para saldar tu tarjeta de crédito se ha cumplido y no tienes forma de acudir a un banco para liquidar tus adeudos? Hoy en día existen muchas otras opciones para ejercer tus pagos sin tener que presentarte en una sucursal bancaria, por eso a continuación te presentamos varias opciones que te evitarán pagar intereses o comisiones.

– Corresponsales bancarios

Se trata de establecimientos como restaurantes, farmacias, gasolineras, tiendas departamentales, supermercados, etc., a través de los cuales tu banco puede brindarte sus servicios. Es importante considerar que el tiempo estimado para que tu pago se vea reflejado va de 24 a 72 horas.

– Vía telefónica

Mediante su línea telefónica, algunos bancos te permiten realizar operaciones entre tus cuentas de ahorro, nómina o cheques.

Para hacer tus pagos, una contestadora automática te pedirá algunos datos como número de cuenta de tu plástico y monto a transferir. Al finalizar, obtendrás un número de folio como referencia de tu pago.

Los horarios de atención de este servicio, así como las políticas de cada banco son distintas, por ello debes consultar el tiempo en que se verá reflejado tu pago y si el servicio telefónico tiene algún costo. No podrán cobrarte por la recepción de tu pago.

– Ventanillas

A través de sus ventanillas, los bancos reciben el pago de tarjetas de crédito en efectivo o cheque, y no deben cobrarte ninguna comisión dicho servicio.

Si vas a pagar tu tarjeta en otro banco, efectúa la operación antes la fecha límite, ya que podría verse reflejada hasta 72 horas después de que la realizaste.

-Cajeros automáticos

En algunas terminales ATM puedes liquidar tu tarjeta, haciendo el cargo a la cuenta de ahorro, nómina o cheques que tengas contratada con ese banco. Sólo podrás hacer dicha transacción si el cajero pertenece a tu banco.

– Banca por Internet

Este servicio tiene sus ventajas: puedes hacer movimientos y transferencias entre cuentas propias y a terceros, así como realizar el pago de tu tarjeta de crédito sin tener que hacer filas en la sucursal bancaria.

Para ello es indispensable que tengas alguna cuenta de débito, nómina o ahorro en ese institución, y contar con un dispositivo de seguridad (algunos bancos lo ofrecen de manera gratuita y otros cobran en promedio 200 pesos), además el banco no podrá cobrarte una comisión por el concepto de uso de internet.

Para tu mayor seguridad, al hacer tus pagos en la web:

> Revisa que la dirección electrónica tenga en el protocolo una letra “s” (https) y que en la parte inferior derecha, en la barra de estado, tenga el icono de un candado, o una llave entera, lo que indica que la información de tus operaciones está encriptada o protegida.

> No utilices computadoras públicas.

> Siempre que termines una transacción cierra tu sesión.

– Banca móvil

Con este servicio puedes realizar diversas operaciones desde cualquier celular. Para ello debes tener una cuenta y solicitar a tu banco la activación del servicio. Considera que si pagas una tarjeta de crédito de otro banco, la operación puede tardar entre 24 y 48 horas en verse reflejada.

Los bancos manejan límites en los montos de transferencia. Algunos permiten que el cliente fije el monto a transferir por día y otros establecen un límite por cada operación, que va de 500 a 4 mil pesos por transferencia.

Aunque el servicio de banca móvil es gratuito, la compañía telefónica con la que tengas contratado el plan tarifario te cobrará por transferir los datos.

– Domiciliación

Bajo esta modalidad y con tu autorización, el banco realiza de forma automática los pagos, haciendo el cargo a la cuenta de cheques, ahorro o nómina que dicha institución te administre.

Tú eliges el monto que deseas pagar. El plazo puede efectuarse cada 15 ó 30 días.  puedes contratar el servicio en la sucursal que te corresponde o mediante un asesor telefónico. El pago de tu tarjeta no producirá comisión bajo esta modalidad.

Como ves, existen muchas opciones para que saldes tus cuentas en tiempo y forma sin poner pretextos, lo único que debes hacer es decidir cómo efectuarás tu pago.

Con información de CONDUSEF

Karina Hernández Barrera

Deja un comentario