En el 2011 los negocios en México verán un aumento en el rendimiento de su personal

A diferencia de la cultura de los bonos garantizados muy criticado en el sector financiero, las empresas mexicanas están planeando incluirlos como parte clave de su plan para este 2011 y así establecer un balance entre las retribuciones otorgadas a sus empleados con los resultados obtenidos. Por tal motivo, los ejecutivos de alto rendimiento pueden esperar un excelente año nuevo de acuerdo a los resultados que reporten a sus empresas,  sin embargo mientras que la recuperación económica no se afiance, no habrá espacio laboral para los trabajadores que no entreguen los resultados esperados.

La empresa Regus realizó una investigación sobre las resoluciones de las empresas para este 2011. En México, de las resoluciones empresariales mencionadas por los líderes de negocios, resaltó la intención de introducir pagos relacionados a sus ejecutivos de acuerdo a su rendimiento, reducir los gastos generales de administración y añadir nuevo personal – en líneas generales con el panorama mundial.

Actualmente, se presentan las condiciones necesarias para que las empresas mexicanas tengan una buena evolución, ya que el desempeño que ha tenido el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), ha sido uno de los mejores en el mundo y se espera que mantenga un buen ritmo en este 2011.

Para Mónica Cati Cerda, Directora General de Regus México, las actitudes de las empresas en México para el 2011 muestran una determinación valiente de ir para el crecimiento y subirse a la ola del desarrollo económico mundial”. Los ejecutivos que laboran especialmente en las PyMEs, tendrá que hacer una contribución mensurable a un crecimiento de ingresos y así serán recompensados enconsecuencia. La investigación muestra claramente que la remuneración ligada al desempeño se está convirtiendo en la norma en los negocios globales.

“Esta investigación pone de manifiesto como la comunidad empresarial está retribuyendo económicamente a sus empleados, siempre y cuando hayan resultados que sean medibles. Esta tendencia no se limita a los equipos de ventas, sino se extiende a las personas que trabajan en otras áreas de la organización, tales como producción, servicio al cliente o administrativo. Medidas inteligentes se están formulando, las cuales a menudo se relacionan con el desempeño general de la compañía y así asegurar que el capital humano está debidamente incentivado. Mientras los sistemas de medición sean justos, los empleados serán entusiastas en sus laborales e  incrementarán la productividad de la empresa,” Finalizó.

Redacción

Deja un comentario