Factura electrónica: ya es 2011 pero no es tarde

Si de buenas decisiones se trata: migrar hacia la facturación electrónica es una de las que mejores beneficios reportará a su empresa. Como ya todos sabemos, si usted es una empresa que factura más de 4 millones de pesos al año está obligado a hacerlo pero si no lo es también debería pensarlo.

¿Por qué? El esquema electrónico representa un ahorro de hasta 80% en los costos de facturación y tiempo, ya que un cierre mensual contable tradicional puede implicar entre tres o cuatro días, mientras que de manera virtual este lapso se reduce a unas cuantas horas. Como hemos dicho en otras ocasiones, reducir tiempo significa también reducir costos.

Además de ello, es prácticamente un hecho que esas grandes empresas no querrán tratar con proveedores, socios o cualquier eslabón de su cadena que aún se maneje con facturas de papel, pues esto les implicará los altos costos. No sería improbable pensar que algunas de las primeras en obligar a sus proveedores a usar comprobantes fiscales digitales serán las grandes cadenas comerciales en México.

Se calcula que son, aproximadamente, 300 mil contribuyentes los que están obligados a facturar electrónicamente, pero quienes facturan a grandes empresas y se verán obligados a incorporar el esquema digital para conservar sus clientes son cerca de un millón y medio más.

Finalmente, si volteamos al panorama internacional veremos que México no sería el primero en vivir esta circunstancia, esto ya sucedió en Brasil, donde actualmente esta es la forma de hacer negocios.

Rodrigo Nasser, Director General de TOTVS México
Información complementaria
[tubepress views=”false” title=”false” length=”false” video=”_FpAste8dto”]

Deja un comentario