Informarse para no perder

Prescindir de los servicios de un trabajador es algo que se da comúnmente en las empresas, a pesar de ser un proceso que transcurre casi automáticamente, existen ocasiones en que los empleadores incurren en una grave falta legal, el despido arbitrario y/o injustificado, y muchos trabajadores aceptan esta situación, ignorando que la legislación mexicana los protege contra esto.

Ser despedido de una empresa en la que se ha trabajado por un largo tiempo es para muchas personas un hecho bastante desafortunado, pero más allá del aspecto emocional que este suceso trae consigo, existen una serie de factores legales y económicos que cada trabajador y empresario que lo emplea deben conocer.

Lo que debería suceder es hacer del conocimiento general que aquellas personas que trabajan cuatro o más horas diarias para un mismo jefe, están protegidos por ley y para ser expulsados de la empresa, deben recibir una causa justa pues de lo contrario estarán siendo víctimas del despido arbitrario, lo que significa que el trabajador tendrá derecho al pago de una indemnización por el perjuicio provocado.

Al respecto de este tema señala Margarita Chico, Directora General de Trabajando.com México, opina, “para evitar conflictos futuros o abusos referente a lo laboral es necesario que cada trabajador, al momento de integrarse a la empresa, lo haga a conciencia y conozca los derechos y deberes que rigen su contrato de trabajo, así como las propias normas, obligaciones y beneficios de la empresa”,

También existe la situación en que la destitución se debe a una jubilación, mutuo acuerdo, retiro voluntario del empleado, entre otras, en cuyo caso, según el artículo 5 de la Ley Federal del Trabajo, el trabajador tendrá derecho a una remuneración equivalente a la cantidad de años en que ha trabajado para la empresa.

Finalmente Chico comenta, “los despidos injustificados se pueden evitar si tanto el patrón como el empleado están informados y conscientes de las razones por las cuales el primero vaya a prescindir de los servicios del trabajador. En este sentido son imprescindibles las leyes creadas para ello, que muchas veces son ignoradas y deriva en que se pasen por alto deberes y derechos básicos en el tema laboral”.

Con información de Trabajando.com

Ariadna Cruz

Deja un comentario